Público
Público

"Yo soy The Cranberries"

Dolores O'Riordan saca nuevo disco en solitario aunque afirma que siempre pertenecerá al grupo que la lanzó al estrellato

Publicidad
Media: 2
Votos: 1

Sorprendió a propios y extraños cuando, a finales de 2003, abandonó The Cranberries para iniciar su carrera en solitario. Tras un debut prometedor con Are you listening?, Dolores O'Riordan presenta el martes No Baggage, un trabajo que que la cantante describe como 'luminoso y positivo'.

La ex de The Cranberries, que asegura sentirse 'en el mejor momento' de toda su vida, no evita hablar sobre el grupo que le lanzó al estrellato internacional: 'Es inevitable que mi voz esté asociada a The Cranberries. Yo soy The Cranberries, y siempre lo seré', declara.

Mirada penetrante y dura, pero al mismo tiempo cálida y cercana, O'Riordan asevera que 'nunca' se separará de la formación con la que vendió 35 millones de discos, e incluso aventura un posible regreso: 'Quizás dentro de unos años The Cranberries salgan de gira otra vez'.

La artista de Limerick, que con No baggage se enfrenta a su confirmación como solista, profundiza durante once canciones en 'esos momentos duros' en los que uno cree que nunca será capaz de levantarse. 'Lo importante -precisa- es que puedas darte cuenta de que, por mal que veas las cosas, todo puede mejorar'.

O'Riordan ha jugado con el título del disco, No Baggage (Sin equipaje) para referirse a la carga emocional con que la vida caracteriza a todas las personas: '¿Hay alguien sin equipaje? Todo el mundo tiene su equipaje, porque es lo que te convierte en quien eres y te hace más fuerte'.

Switch off the Moment, tema que abre el disco, es una reflexión sobre el insomnio y sus causas: 'Cuando tienes en la cabeza muchas cosas que te preocupan, es imposible dormir'. 'Entonces -añade- necesitas a tu lado a esas personas que pueden transmitirte calma'.

Dolores O'Riordan, que también sufrió problemas para conciliar el sueño, asegura que ya he dejado atrás 'las pastillas para dormir', sustituidas ahora por 'discos relajantes'. 'Cuando era joven no había ordenadores portátiles, pero ahora son muy útiles, porque puedo llevarme mi música de yoga a todas partes', declara entre risas.

'Sentimientos, esperanzas, inseguridades...', cita la artista cuando se le pregunta por las inspiraciones que impregnan No Baggage. 'Siempre trato de ser absolutamente honesta sobre lo que siento, y creo que este disco es un buen ejemplo', afirma.

Contra lo que se pudiera esperar, Skeleton no habla de huesos y calaveras, sino de los secretos y vergüenzas que las personas 'esconden en sus armarios'. Por su parte, la balada Lunatic expone la necesidad de olvidar aquello que provoca la infelicidad, puesto que puede 'conducir a la locura'.

O'Riordan, luchadora, explica que no podría concebir 'una vida sin retos'. 'Cuando la vida es perfecta se convierte en aburrida; tienes que desafiarte, porque eso te da una razón para vivir', expone esta mujer que cita como referentes musicales a Elvis Presley, Frank Sinatra, Johnny Cash, Sex Pistols o David Bowie.

Por otro lado, la fortuna se ha mostrado esquiva con O'Riordan en las últimas semanas, cuando se ha visto obligada a cancelar la gira de presentación de No baggage, que debía comenzar el 24 de septiembre en Toronto, sin más motivos que 'los tiempos de cambio' para justificar la decisión.