Público
Público

Tony Blair habría invadido Irak incluso sabiendo que no había armas nucleares

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ex primer ministro británico Tony Blair considera que habría estado justificado invadir Irak incluso si se hubiera sabido a ciencia cierta de antemano que no había en el país "armas de destrucción masiva".

En una entrevista con un programa de la BBC que se emitirá el sábado, el político laborista -artífice de la guerra junto con el ex presidente estadounidense George W. Bush- argumenta que hubiera sido correcto invadir por el riesgo que presentaba para la región el entonces presidente de Irak, Sadam Hussein.

Aun sin que existieran las temidas armas nucleares -con las que se vendió la necesidad de atacar el país árabe-, Blair hubiera visto bien un ofensiva.

"Aun así hubiera considerado correcto derrocarle (a Sadam). Obviamente, (si la situación hubiera sido diferente) se habrían tenido que buscar otros argumentos sobre la naturaleza de la amenaza", declaró a la presentadora de "Fern Britton meets..."

"Realmente no puedo creer que pudiéramos estar mejor con él (Sadam) y sus dos hijos al mando, pero es difícil", concede.

"Comprendo a la gente que estaba en contra por razones perfectamente buenas y que aún están en contra, pero, para mí, al final, tenía que tomar la decisión", manifiesta.

"Era la noción de él como amenaza a la región, de lo que el desarrollo de armas de destrucción masiva era un factor, y porque había habido 12 años de tira y afloja en las Naciones Unidas sobre el asunto, usó armas químicas sobre su propia gente, esto era lo que tenía yo en mente", relató.

El ex jefe del Gobierno del Reino Unido, sustituido en el 2007 por Gordon Brown, dijo ser consciente de que muchas familias de militares le culpan de la muerte de seres queridos en un conflicto que consideran ilegítimo.

"Ésa es la responsabilidad que tienes. Pero debes cargar con ella, me temo... No tiene sentido ir a una situación de conflicto sin entender que se pagará un precio", manifestó.

Preguntado sobre si su fe cristiana, que no nunca ha ocultado, le ayudó a tomar la decisión de invadir Irak, Blair contestó que no, pero explicó que sí le dio fuerzas para aguantar durante el conflicto.

"Creo verdaderamente que una decisión así, tienes que tomarla, tienes que encontrar lo que tú crees que es lo correcto", explica.

"Lo que hace tu fe es ayudarte en lo que es un periodo muy difícil, mientras intentas llevar a cabo lo que crees que está bien. Lo que no puede hacer la fe es decirte lo que está bien", asevera.

Blair se refiere también a su conversión del anglicanismo al catolicismo, y explica que esperó para hacerlo a dejar el Gobierno para no suscitar polémica.

"Tienes tanto encima como primer ministro y hay tantos asuntos a los que debes hacer frente -explica-, que realmente te preguntas si es una buena idea añadir todo el asunto del catolicismo frente a la Iglesia establecida".

"Ya tenía bastante polémica con la que lidiar", agrega.