Público
Público

Un total de 20 pintores ingleses del S.XIX exhiben en León su visión exótica de España

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La visión exótica que tenían de España los artistas ingleses que se asentaron en este país, huyendo del frío y de la revolución industrial, se refleja en una muestra, inaugurada hoy en León, en la que se exhiben cuarenta obras de distintos pintores románticos del siglo XIX.

Un total de veinte artistas, entre ellos Trevor Haddon, John Dobbin o John Haynes, están presentes en esta exposición, que estará hasta el próximo 1 de marzo en el Edificio de Botines de León, sede social de Caja España y que hoy ha sido inaugurada por el presidente de la entidad, Santos Llamas.

Se trata de una muestra "excepcional" y "única" de lienzos y acuarelas, que recogen toda la esencia del romanticismo y que hacen "un retrato exhaustivo de la esencia decimonónica" de España, según ha descrito Llamas en el acto inaugural.

En el acto han estado presentes además la propietaria de la colección Aurora Martín y la comisaria de la exposición, Marisa Oropesa.

"En cada cuadro que aparece es una historia y un mundo", ha explicado la comisaria de esta exposición, que ha destacado la visión romántica que los ingleses tuvieron de España, a los que les parecía "exótico" incluso un "brasero".

En la exposición, aparecen pintores como George Apperly, considerado por la comisaria, como "el mejor acuarelista" de la época y quien exhibe una obra, titulada "Vista de la Alhambra de Granada".

Con un intenso colorido, estos autores reflejan en sus obras paisajes, monumentos, la mayoría del sur, pero también algunos de Castilla y León, además costumbres españolas.

En estas obras, aparecen toreros, sacerdotes y mendigos, además de actos sociales, como bodas, serenatas, o charlas alrededor de un brasero.

La belleza de la mujer española también queda patente en esta muestra.

Durante el siglo XIX, España e Inglaterra mantuvieron una relación especial, dado el apoyo que brindó este último país al primero durante la invasión francesa, y también por la imagen exótica que tenían estos de España.

Después de la capital leonesa, la exposición se trasladará a Valladolid.