Público
Público

Toxo cree que "lo raro sería no hablar de huelga general"

UGT y CCOO salen hoy a la calle para protestar contra las políticas europeas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Vuelven a sonar tambores de huelga en el seno de los grandes sindicatos españoles. El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, arengó ayer durante casi una hora a varios miles de delegados sindicales de la Comunidad de Madrid para que salgan hoy y el próximo sábado a la calle, junto a UGT, en un intento de parar el golpe de las medidas del Ejecutivo. Las movilizaciones de hoy se enmarcan dentro de una jornada europea de protestas.

Toxo no descartó en ningún momento la posibilidad de una huelga general. 'Lo raro sería que no habláramos de huelga' e insistió en que los sindicatos 'harán lo que tengan que hacer' para frenar las nuevas reformas del Gobierno, en especial la de las pensiones. 'No sé si tenemos que hacer una huelga. Preferimos que no. Pero no nos vamos a rendir', aseguró Toxo.

Para el líder del sindicato, el 28 de enero 'es una fecha de referencia' porque es la que ha fijado el Consejo de Ministros como límite para aprobar la reforma de las pensiones. 'Está muy próximo, por lo que hay que hacer cosas ya', advirtió Toxo a los representantes sindicales. En este sentido, descartó volver a entrar en una parálisis por las fiestas navideñas, y aseguró que una vez que se superen la cita de hoy y la del próximo sábado, será el momento de volver a pensar en otras protestas que echen atrás los planes del Ejecutivo.

Para el sindicalista gallego, en la reforma de las pensiones 'hay razones para un conflicto social', ya que teme que el Gobierno vaya a reformar por decreto la Seguridad Social al subir la edad legal de jubilación a los 67 años y modificar el periodo de cómputo, el de carencia (los 15 años cotizados que se necesitan para cobrar una pensión) y la contribución mínima de 35 años para cobrar el 100% de la jubilación. 'Tendrán que pasar por encima de nosotros para hacer determinadas cosas', amenazó. No obstante, Toxo se mostró partidario de hacer una reforma en el sistema que garantice su sostenibilidad, pero siempre en el ámbito del Pacto de Toledo.

En varias ocasiones durante su discurso, Toxo lamentó que los trabajadores se hubieran quedado sin representación política en el Congreso 'salvo la rara excepción' de Izquierda Unida, y lamentó que el Gobierno estuviera en manos 'de gente que no han pasado por las urnas' como las empresas. 'Es la rebelión de los ricos', describió, al tiempo que aseguró que estos querían a los trabajadores 'rendidos o descalabrados'.

Por eso, el dirigente sindical instó a los trabajadores a dar una contestación contundente al Gobierno. 'O lo dicen las urnas o lo dice la calle. Y nosotros debemos sacar a la gente a la calle en tanto no haya urnas', explicó Toxo'. El año 2011 va a ser un año socialmente peor que 2010', anticipó el sindicalista, que cree que el Gobierno planea también reformar la negociación colectiva por decreto, para el próximo marzo.

Por otra parte, el Congreso admitió ayer a trámite la Iniciativa Legislativa Popular (ILP), con la que los sindicatos pretende tumbar la reforma laboral mediante el cauce de la recogida de firmas contra la medida.