Público
Público

Trasplantan con éxito un riñón de Steinmeier a su esposa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un equipo de médicos especialistas berlineses han trasplantado con éxito un riñón del presidente del grupo parlamentario socialdemócrata (SPD), Frank-Walter Steinmeier, a su esposa Elke Büdenbender, afectada por una grave enfermedad renal.

"Tras hablar con los médicos puedo comunicar que las operaciones practicadas ayer se desarrollaron bien", dijo hoy Hannes Schwarz, portavoz oficial de Steinmeier, quien subrayó que "ambos realizan progresos satisfactorios".

El rotativo "Bild" revela que la intervención tuvo lugar este martes en la Clínica Universitaria Rudolf Virchow de la capital alemana.

Añade que el equipo médico procedió por la mañana a extraer un riñón sano del que fuera ministro de Exteriores en la pasada legislatura, para por la tarde trasplantarlo a su esposa, jueza administrativa en la capital alemana.

Aunque ambas intervenciones se desarrollaron con normalidad, los médicos han advertido de que pasarán semanas antes de saber si el trasplante ha funcionado y la receptora no rechaza el nuevo órgano.

Steinmeier, de 54 años, sorprendió a la clase política y la opinión pública alemanas al anunciar el pasado lunes su retirada "provisional" de la política activa para donar un riñón a su esposa gravemente enferma, de 48 años.

"Yo mismo seré el donante", dijo el ex ministro de Exteriores al informar a los medios de comunicación sobre su decisión de retirarse "durante algunas semanas de la vida pública".

En base a los diagnósticos y previsiones médicas, Steinmeier se mostró convencido de que, tras la intervención podrá volver a hacer una vida normal.

El líder socialdemócrata pidió expresamente a los medios de comunicación que, en vista de la dolencia de su mujer, respeten la esfera privada y no traten de indagar en la vida personal del matrimonio, que tiene una hija de 14 años.

El dirigente socialdemócrata comunicó que su correligionario Joachim Poss, vicepresidente del grupo parlamentario del SPD, asumirá sus funciones mientras se encuentre ausente.

Asimismo comentó que su decisión ha sido consensuada con el presidente del SPD, Sigmar Gabriel.

El anuncio de Steinmeier despertó la solidaridad y admiración entre la clase política alemana con mensajes de ánimo por parte, entre otros, de la canciller federal, Angela Merkel, y su sucesor en la cartera de Exteriores, Guido Westerwelle.