Público
Público

Trasplantes células madre muestran esperanza para la esclerosis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Julie Steenhuysen

Un equipo de investigadoresestadounidenses revirtió los síntomas de la esclerosis múltiplerealizando trasplantes de células madre, con los que reiniciólos sistemas inmunes de pacientes que padecían la enfermedad enestadio temprano.

Alrededor del 81 por ciento de los pacientes del estudio enfase inicial presentaron señales de mejora con el tratamiento,que empleó quimioterapia para destruir el sistema inmune einyecciones en la médula espinal de células tomadas de antemanode los propios pacientes y reconstituidas.

"Volvimos a empezar con nuevas células provenientes decélulas madre", dijo el doctor Richard Burt, de la NorthwesternUniversity en Chicago, cuyo estudio fue publicado en la revistaLancet Neurology.

La esclerosis múltiple (EM) se produce cuando el sistemainmune ataca por error la cubierta de mielina que protege a lascélulas nerviosas. La condición afecta a 2,5 millones depersonas en todo el mundo y puede causar enfermedad leve enalgunos pacientes y discapacidad permanente en otros.

Los síntomas incluirían entumecimiento o debilidad en lasextremidades, pérdida de la visión e inestabilidad al andar.

"La EM suele aparecer en los adultos", dijo Burt en unaentrevista telefónica. Antes de contraer la enfermedad, lossistemas inmunes de los pacientes funcionan bien, pero algosucede y hace que el sistema inmunológico se ataque a símismo.

Este nuevo enfoque busca volver el tiempo atrás, al momentoantes de que el sistema inmune comenzara a atacarse a símismo.

Burt dijo que el mecanismo, llamado trasplante autólogo nomieloablativo de células madre hematopoyéticas, es un poco mássuave que la terapia usada en los pacientes con cáncer, dadoque en lugar de destruir por completo la médula, ataca sólo sucomponente inmunológico, lo que lo vuelve menos tóxico.

El equipo de Burt probó el tratamiento en 21 pacientes deentre 20 y 53 años que padecían esclerosis múltiplerecurrente-remitente, que es un estadio más temprano de laenfermedad en el cual los síntomas aparecen y desaparecen.

Después de un seguimiento de aproximadamente tres años, 17pacientes mejoraron al menos en una medición en una escala dediscapacidad y la dolencia se estabilizó en todos.

Los pacientes continuaron mejorando hasta 24 meses despuésdel trasplante y luego se estabilizaron. Muchos presentaronmejoras en el andar, la visión, la incontinencia y la fortalezade las extremidades.

"Hasta la fecha, todas las terapias para la EM fuerondiseñadas y aprobadas por desacelerar la tasa de deterioroneurológico. Ninguna de ellas había revertido jamás ladisfunción neurológica, que es lo que hace ésta", indicó Burt.

El autor destacó que el tratamiento debe ser evaluado enensayos clínicos científicamente más rigurosos, en los cuales ala mitad de los pacientes se les efectúe el trasplante y a laotra mitad se les administre la terapia estándar. Ese tipo deinvestigaciones ya están en marcha.