Público
Público

El tratamiento de várices con láser no superaría a la cirugía

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El uso del láser no superalos resultados obtenidos con la cirugía tradicional para tratarlas várices, según revela el estudio más grande realizado hastaahora para comparar ambas técnicas.

A los dos años del tratamiento, los autores no hallarondiferencias significativas en la cantidad de pacientes quedesarrollaron nuevas várices.

Se estima que entre el 5 y el 30 por ciento de los adultostienen várices. Estas venas dilatadas no suelen causarproblemas, pero en un pequeño porcentaje son suficientementegraves como para causar dolor e inflamación, y hasta heridas ocoágulos sanguíneos en algunos casos.

En los casos más leves, hacer ejercicio, adelgazar yutilizar medias de compresión alivia el dolor y evita que lasvárices se agraven. Pero en los casos más graves, hay queextirparlas con una cirugía llamada ligadura alta ysafenectomía. Los costos parten de unos cientos de dólares.

El procedimiento es seguro y efectivo, pero gran cantidadde pacientes vuelven a desarrollar várices debido la nuevocrecimiento de los vasos.

El tratamiento con láser (ablación endovenosa con láser) esun procedimiento alternativo, en el que se introduce un catéterpequeño en la vena para que colapse y desaparezca. Es menosinvasivo que la cirugía y más popular, aunque más costoso.

Aun así, pocos ensayos compararon sus resultados. De modoque el equipo de Knuth Rass, del Hospital Universitario deSaarland, en Alemania, le indicó al azar a 400 pacientes uno uotro procedimiento.

Todos los participantes tenían "insuficiencia venosacrónica" de la gran vena safena, que une la cadera con losdedos de los pies.

El 16 por ciento de los 316 pacientes tratados con láser, yque el equipo pudo localizar dos años después, tenía nuevasvárices, comparado con el 23 por ciento del grupo tratado concirugía. Una diferencia tan pequeña podría atribuirse al azar,escribe el equipo en Archives of Dermatology.

Aunque los pacientes tratados con láser estaban algo másconformes que el otro grupo con los resultados cosméticos deltratamiento, eran mucho más propensos a tener reflujo de sangredonde la vena safena se une con la vena femoral: un 18 frente aun 1 por ciento del grupo operado.

El equipo concluyó que ambos tratamientos resultaronigualmente efectivos y destacó que el 98 por ciento dijo quevolvería a utilizar el tratamiento si existían motivos médicospara hacerlo.

FUENTE: Archives of Dermatology, online 19 de septiembredel 2011