Publicado: 29.01.2014 11:04 |Actualizado: 29.01.2014 11:04

Casi tres millones de niños viven en riesgo de pobreza en España

La ONG Save the Children presenta su informe anual sobre pobreza infantil y presenta la campaña "Y a mí, ¿quién me rescata?". Exigen al Estado que "cumpla con su obligación" y "adopte las me

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un total de 2.826.549 niños vive en riesgo de pobreza o de exclusión social en España. Cifra que se traduce en un 33,8% del total de la población infantil. Así se desprende del informe que publica este miércoles la ONG Save the Children bajo el epígrafe " 2.826.549 Razones. La protección de la infancia frente a la pobreza: un derecho, una obligación y una inversión" que se enmarcar en la campaña "Y a mí, ¿quién me rescata?".

Alberto Soteres, director general de Save the Children, y Áurea Ferreres, responsable de Incidencia Política, Sensibilización y campañas, presentaron en Madrid los datos de este informe y han denunciado que "las iniciativas tomadas hasta el momento son insuficientes" y exigen al Estado que "cumpla con su obligación" y "adopte las medidas necesarias para garantizar los derechos de la infancia en España". "Más que en las declaraciones, expresiones de voluntad política, políticas públicas y reformas legislativas, es en los presupuestos públicos donde más claramente se refleja el compromiso político de los gobiernos para abordar la situación de los niños y las niñas en un país. La escasez de inversión pública en políticas de protección a la infancia tiene un efecto demoledor sobre los niños. Seguimos estando a la cola de la UE en inversión en infancia", explica Soteres. El director de la organización ha añadido que "el fondo extraordinario de 17 millones anunciado por el Gobierno para la lucha contra la pobreza infantil, aunque es bienvenido, es insuficiente y existen otras reformas y políticas en curso que están mermando, de manera directa o indirecta, los recursos destinados a la infancia o que están debilitando las economías familiares".  A lo que Áura Ferreras ha añadido que falta por saber "el desglose de ese fondo" y que "las ayudas vienen fragmentadas y no responden a las reclamaciones, si hay algo que no se puede tocar ni en momentos de crisis son las partidas dedicadas a la infancia".

Actualmente el porcentaje del PIB destinado a políticas de protección social es del 25, 19%, 3,7 puntos por debajo de la media europea, cuando España es el octavo país de la Unión con mayor tasa de probreza infantil, después de Bulgaria, Rumanía, Hungría, Letonia, Grecia, Italia e Irlanda. 

Save the Children ha alertado sobre el riego de pobreza y exclusión social de los niños y niñas de familias monoparentales, un 45,6% en estos momentos, de los niños y niñas cuyos progenitores no alcanzaron la educación secundaria, un 57,6%, y de los que tienen al menos uno de los progenitiores de origen extranjero, un 49,2%.

El informe analiza como esta situación de pobreza o exclusión se materializa en la vida cotidiana de los niños y niñas convirtiéndose en un serio obstáculo para el disfrute de sus derechos esenciales reconocidos en la Convención sobre los derechos del niño de Naciones Unidas. Áurea Ferreres destaca que estas cifras "tan escandalosas" esconden "historias reales". Las tasa de niños y niñas bajo el umbral de pobreza relativa, que corresponde al porcentaje de la población situado por debajo del 60% de la renta media del país, es del 38'6 en 2012, una tasa que se reduce hasta un 29,9 después de recibir las ayudas sociales pero "que continúa siendo muy alta, superando el 20,6% del la media europea o el 19 de países como Francia" ha afirmado Ferreres. 

Ferreres también ha denunciado el caso de los desahucios, que"afecta en gran medida al desarrollo de los niños" por lo que piden que la moratoria a tener en cuenta ante estos casos "se amplie de los 3 a los 18 años" porque "sería un gravísimo error que la economía nos desviase de las personas", ha añadido JorgeMartínez, el creativo que ha desarrollado la campaña.

;

Save the Children denuncia que los primeros derechos que se pueden ver comprometidos cuando una familia se encuentra en dificultades esconómicas es el derecho a un nivel de vida adecuado, que se puede deber a la eliminación y reducción de las prestaciones sociales o incluso a los desahucios,el derecho al nivel más alto de salud, donde preocupa la inadecuación de las viviendas y alimentación de los niños o la exclusión de inmigrantes en situación irregular del sistema sanitario. Además, la organización destaca el derecho al descaso y el juego, a ser protegido frente a la violencia y el derecho a la educación. "Preocupan los recortes o la insuficiencia de las becas, en especial la de comedor" a lo que añadieron los "gastos ocultos" como son las excursiones, libros o transporte. "Muchas madres se ven en la situación se escoger entre comprar comida o libros para sus hijos" ha señalado Ferreres. 

"Sería un gravísimo error que la economía nos desviase de las personas"  Esta situación se ha exacerbado en tiempos de crisis, tal y como reflejan los datos de Eurostat. "Hasta 2009 estábamos rebajando la tasa de riesgo de pobreza, llegamos hasta un 26,2 en 2009". Después de esa fecha, la cifra no ha parado de crecer "en 2010 la tasa de riesgo de pobreza pasa a un 29,8, tres puntos más que el año anterior, en 2011 vuelve a crecer un punto y en 2012 da uno de los mayores salto creciendo más de tres puntosy alcanzando una tasa de 33,8"afirma Alberto Soteres.

Para luchar contra la pobreza infantil en España, Save the Children pide a los poderes públicos que realicen un diagnóstico riguroso de la situación de pobreza infantil, que definan una estrategia común en todos los ámbitos que afectan a la infancia, que destinen los recursos materiales, humanos y formativos que sean necesarios para abordar de manera eficaz este problema, que aumenten la transparencia de la información relativa a los recursos públicos destinados a la infancia y que elaboren un Plan de Apoyo a las Familias que tome como referencia la recomendación de la Comisión Europea: "Invertir en la infancia: romper el ciclo de las desventajas".

El objetivo de la campaña "Y a mi ¿quién me rescata? " es alcanzar aproximadamente 2.800.000 euros por medio sms o llamadas. Con cada apoyo, irá desapareciendo un dibujo de su página web, hasta alcanzar las 2.826.549 ayudas, una por cada niño. Con esta cuantía podrían atender a las familias más necesitadas y en mayor riesgo de pobreza y exclusión social. El 33,8% de los niños, necesitan ser rescatados.