Público
Público

Dos de los tres presos españoles indultados en Ecuador regresan a España

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Dos de los tres presos españoles enfermos en estado terminal que ayer fueron indultados por motivos humanitarios por la Asamblea Constituyente de Ecuador partieron hoy de Quito hacia Madrid, para reunirse con sus familias en España.

José Luis González, de 44 años, y José Forment, de 51, fueron excarcelados ayer del penal García Moreno, de Quito, y regresaron hoy a España tras cumplimentar una serie de tramites migratorios.

El tercer indultado, José Asensio, de 52 años, tendrá que permanecer al menos hasta la próxima semana en Ecuador, pues se encuentra hospitalizado y paralizado, por lo que se tendrán disponer los medios sanitarios y la compañía que precisa para su traslado.

Antes de partir de Quito, Forment dijo a Efe que el regreso "es fabuloso. No se puede explicar, después de cuatro años (de cárcel), esto es muy grande".

Forment recalcó que "lo he pasado muy mal, pero no en Ecuador, sino en la cárcel. Eso es inhumano, no es para explicarlo, hay que vivirlo y si alguna de esas autoridades fuera capaz de estar 48 horas ahí dentro, seguro que cambiarían las cosas, porque ahora es un cementerio para personas vivas".

"Ahora hay que olvidarlo, recuperarnos y ver si Dios nos ayuda y podemos alargar nuestra vida", dijo Forment, que sufre graves enfermedades hepáticas y a quien en España espera su familia "desde noviembre", cuando por primera vez se gestionó un indulto ante el Congreso, cerrado por la Asamblea y que no completó el trámite.

Por su parte, la cónsul adjunta de España en Quito, Leticia Pico de Coaña, que junto al cónsul general, Antonio González Zabala, acompañaron a Forment y González al aeropuerto de Quito, recordó que en este caso se había tratado de tres indultos otorgados por la Asamblea Constituyente por motivos humanitarios.

Aparte de esto, la Embajada y Consulado de España, dijo Pico de Coaña, prosiguen los trámites para el envío a España, por medio del acuerdo de cumplimiento de penas en el país de origen firmado con Ecuador en 1995, a los presos españoles ya sentenciados y que cumplen las condiciones exigidas por el tratado.

Pico de Coaña señaló que España apoya la iniciativa del presidente de Ecuador, Rafael Correa, de descongestionar las cárceles del país, donde hay unos 18.000 presos, de ellos 11.000 sin sentencia.