Público
Público

Un tribunal egipcio confirma la congelación de fondos de un empresario detenido en España

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un tribunal cairota confirmó hoy la congelación de los fondos y las propiedades en Egipto del empresario Husein Salem, vinculado al expresidente Hosni Mubarak, informaron medios de comunicación estatales.

Un tribunal penal de El Cairo dispuso, además, que esa medida afecte a las propiedades y fondos de la esposa de Salem, sus hijos y sus nietos.

Esta decisión se produce a la luz de las investigaciones de la Fiscalía General egipcia, que lo acusa de blanqueo de dinero por un total de catorce millones de libras egipcias (unos 2,3 millones de dólares).

Salem, que tiene nacionalidad española, fue detenido el pasado día 16 en España, aunque más tarde fue trasladado a un hospital de Madrid bajo vigilancia policial aquejado de una cardiopatía.

Dos jueces españoles dictaron sendas órdenes de prisión bajo fianza después de que las investigaciones de la Policía revelaran que Salem había recibido 17 millones de euros a sus cuentas bancarias en España.

Los datos descubiertos por la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal apuntan a que los fondos habrían sido obtenidos ilegalmente por Salem en Egipto, donde el empresario está acusado de vender a la familia de Mubarak un palacio y cuatro mansiones en Sharm el Sheij a un precio inferior al real y a cambio de tráfico de influencias.

Además, la empresa de Salem exportó presuntamente gas a Israel a precios menores de los del mercado, con lo que el Estado egipcio perdió 714 millones de dólares.

Está previsto que el próximo 3 de agosto comience en Egipto, que ha pedido su extradición, el juicio contra Salem, Mubarak y sus dos hijos, Alaa y Gamal, acusados de daño intencionado a los fondos públicos, tráfico de influencias y enriquecimiento ilícito.

El mandatario y sus vástagos también hacen frente a los cargos de asesinato premeditado e intento de homicidio de manifestantes durante la revolución que llevó al derrocamiento del régimen de Mubarak, que renunció el 11 de febrero pasado.