Público
Público

El túnel de los Ronquillos se abre y la erupción sigue sin cambios

Los vecinos de La Restinga aún no pueden regresar debido a que la mancha sulfurosa se está acercando al pueblo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El túnel de Los Roquillos, que une los municipio herreños de Valverde y Frontera, se ha abierto hoy al tráfico de forma parcial y hasta las 20:00 horas.

Los únicos que podrán circular serán los vehículos de mercancías que superen una tara de 2.500 kilogramos, de transporte de mercancías peligrosas y de seguridad y emergencia en servicio.

El Gobierno de Canarias ha informado de que durante la noche no ha habido evolución en la erupción volcánica, en la que sigue siendo evidente el burbujeo y los remolinos en la superficie del mar.

El Instituto Geográfico Nacional ha registrado en lo que va de día un solo movimiento sísmico de 2,3 grados de magnitud en la escala de Ritcher, localizado en el sur del municipio de El Pinar.

El comité de dirección del Plan de Protección Civil por Riesgo Volcánico de Canarias (Pevolca) acordó ayer posponer para una reunión prevista a las 16:00 horas de hoy la decisión sobre la autorización a los vecinos de La Restinga a volver a sus casas hasta comprobar que el fuerte olor a azufre en la zona no causa molestias a la población.

Al parecer, el cambio en las corrientes marinas está acercando al pueblo de la Restinga la mancha sulfurosa generada en el mar por la erupción, por lo que se ha decidido comprobar cuál es la calidad del aire antes de permitir a los vecinos regresar a sus hogares.

El Pevolca si autorizó la apertura del túnel de Los Roquillos, cerrado desde el 27 de septiembre por el riesgo de desprendimientos debido a los movimientos sísmicos.

La dirección del Plan de Protección Civil por Riesgo Volcánico (Pevolca) ha convocado para esta tarde una reunión con los vecinos de La Restinga para informarles sobre la evolución del proceso eruptivo en la isla de El Hierro.

La cita tendrá lugar a partir de las 16.00 horas y llega después de que se haya aplazado el regreso a sus hogares hasta que no se hagan los estudios medioambientales para confirmar que las emisiones del volcán no son tóxicas. Este martes podrán volver a sus casas cuatro de las once familias desalojadas en Frontera que fueron evacuadas ante el riesgo de desprendimientos.

Un equipo que analizará la calidad del aire en el pueblo pesquero de La Restinga, lo que determinará si sus vecinos pueden volver a sus casas, ha cruzado sobre las 10.15 horas de hoy el puesto de control que la Guardia Civil ha instalado en la carretera de acceso a este pueblo pesquero.

El análisis en la composición del aire, que ayer registraba un fuerte olor a azufre, aunque no es tóxico, como ha dicho el director general de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias, Juan Manuel Santana, sí podía ser molesto para la población por los componentes que se desprenden de la erupción volcánica submarina que se encuentra a pocos kilómetros de la costa.