Público
Público

El turismo confía en un rápido acuerdo entre controladores y AENA

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El sector turístico español confía en que pronto se produzca un acuerdo entre la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA) y Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA), en las negociaciones reanudadas ayer para solucionar el conflicto que mantienen desde hace cinco meses.

Fuentes del sector indicaron a EFE que el paso dado por los controladores el martes al anunciar que renunciaban a su derecho legal de convocar una huelga en el mes de agosto, les ha tranquilizado.

Un paro, explicaron, hubiese causado un gran daño al turismo español, ya que la llegada masiva de turistas internacionales se hace en avión.

Aunque expresaron su preocupación porque los controladores no hayan anunciado que la decisión de convocar una huelga se aparcaba también en septiembre, "otro mes importante" para el sector, añadieron las fuentes.

Las negociaciones se mantiene hoy entre AENA y USCA, y según el secretario de comunicación del sindicato de controladores, César Cabo, "están avanzando", y a su juicio "es mucho mejor la situación actual que la vivida durante la semana pasada".

Según AENA, las negociaciones se mantienen sobre los dos puntos fundamentales, el salario y las jornadas, dentro de un mejor ambiente tras el anuncio de los controladores de no convocar huelga en agosto.

En este clima, el presidente de la Asociación Española de Agencias de Viaje (AEDAVE), José Manuel Maciñeiras, explicó que ha comenzado a notarse la tranquilidad en cuanto a las reservas de viaje, paralizadas durante algún tiempo.

Maciñerias dijo a EFE: "De aquí al fin de semana esperamos que se retomen las reservas que estaban pendientes de confirmar".

No obstante, Maciñerias subrayó que queda la incógnita de cuántos han renunciado ya definitivamente a viajar y "si se han quedado en los pueblos o en las segundas viviendas durante este mes de agosto".

Por su parte, el presidente de la Federación Española de Agencias de Viaje (FEAAV), Rafael Gallego, expresó sus temores porque los controladores no hayan desconvocado la huelga totalmente y teme que lo que hayan hecho sea "trasladar la incertidumbre al mes de septiembre".

"Si de verdad les preocupa la buena salud del sector turístico lo que deben hacer es eliminar totalmente la amenaza de huelga", agregó Gallego.

El directivo explicó que septiembre se ha convertido en los últimos años en "temporada media alta" y que cada vez es mayor el número de personas que optan por viajar en ese mes.

Además recordó que a partir del 15 de septiembre comienza la temporada alta en Canarias, con lo que "sólo se ha conseguido trasladar la incertidumbre".

Desde las aerolíneas, el portavoz de la Asociación Española de Compañías Aéreas (AECA), Felipe Navío, declaró a EFE que "hay confianza en que la época del verano terminará bien y se empiezan a reactivar las reservas de última".

También subrayó su satisfacción ante la seguridad de que no habrá huelga en agosto, con lo que "se ha abierto el camino hacia la negociación".

Desde Oviedo, el ministro de Fomento, José Blanco, calificó de positiva la marcha de las negociaciones e incluso indicó que espera que se produzcan "avances".

Según Blanco, tras retomar ayer la negociación los controladores y AENA, "se han conseguido avances importantes", y añadió que "se pueden plasmar en breve en un documento".

No obstante, la discusión entre USCA y el ente público dependiente de Fomento, se está politizando.

Si ayer fue el diputado de IU, Gaspar Llamazares quien acusó a Fomento de utilizar el conflicto para ocultar una maniobra de privatización del sector aeronáutico, y señalar que Blanco "no es Robin Hood y no roba a los ricos para dárselo a los pobres", hoy lo ha hecho el coordinador de Economía del PP, Cristóbal Montoro.

Montoro afirmó que el ministro usa la negociación con los controladores para tapar el recorte de inversiones públicas y otros errores de gestión.

Para el diputado del PP, es "positivo" que no haya huelga de controladores, pero pidió a Blanco que no aborde el tema con "prepotencia" y que no haga "causa política" con ello.