Público
Público

La UE destinará 255 millones de euros contra la crisis alimentaria del Sahel

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Unión Europea (UE) destinará este año 255 millones de euros para prevenir la amenaza de crisis alimentaria por la sequía en cinco países de la región del Sahel, anunció hoy la comisaria europea de Ayuda Humanitaria, Kristalina Georgieva.

Georgieva dio esas cifras tras visitar proyectos financiados por la UE en Níger, donde llegó este martes en un viaje que le llevará también a Chad, otro de los países en riesgo de padecer hambre debido a las malas cosechas.

"La UE está dispuesta a duplicar su ayuda humanitaria que pasará de 45 millones a 105 millones de euros en 2012", dijo la comisaria en Niamey, capital nigerina.

Georgieva subrayó que la aportación de Europa en las operaciones de urgencia alcanzará 255 millones de euros, con otro importe de 150 millones de euros que aportará la Comisaría de Desarrollo.

Con esos fondos, explicó, la UE espera "poder hacer frente con mayor eficacia a la amenaza de crisis alimentaria en cinco países del Sahel: Níger, Chad, Mali, Burkina Faso y Mauritania".

Según Georgieva,la ayuda humanitaria europea beneficiará a unos dos millones de personas, incluidos 300.000 niños, aunque la amenaza afecta a unos siete millones de personas.

"Estoy orgullosa de que la opinión pública europea apoye las iniciativas dirigidas hacia los necesitados en el mundo", remarcó la comisaria, que hoy se entrevistó con el primer ministro de Níger, Brigi Rafini, aunque no trascendió el contenido del encuentro.

Además, la responsable europea de Ayuda Humanitaria Níger elogió la Revolución Verde conocida como "3 N" (Nigerinos Nutren a los Nigerinos), que aspira a la autosuficiencia alimentaria del país con el aprovechamiento de tierras a lo largo del río Níger.

Georgieva calificó la idea como una "buena iniciativa" que cuenta con el apoyo la UE y supone la mejor respuesta al ciclo de crisis alimentaria en el Sahel.

La comisaria visitó hoy proyectos de la UE en Tahoua, al noreste de Niamey y ciudad ubicada en una zona árida donde ha habido escasas lluvias que han provocado una mala campaña agrícola, lo que augura un futuro muy precario para la población.

En la cercana localidad de Bambey, Georgieva estuvo en el Centro de Sanidad Integrado (CSI), donde la Oficina de Ayuda Humanitaria de la Comisión Europea (ECHO) desarrolla, desde el pasado octubre, un programa de seguridad alimentaria y nutricional.

Según el médico jefe de la localidad, Maigari Oumaru, se han registrado en 2011 un total de 371 casos de malnutrición severa y 784 moderadas, con una tasa de recuperación de un 65,76 por ciento.

Georgieva llegó ayer a Niamey, capital nigerina, para evaluar sobre el terreno el peligro de la crisis que, además de Níger y Chad, amenaza a las poblaciones de Mauritania, Mali y Burkina Faso.

Ese mismo día, la comisaria se reunió con el presidente de Níger, Mahamadou Issoufou, quien se mostró "muy satisfecho" por la reacción rápida de la comunidad internacional y, en especial, de la UE, ante la amenaza de crisis alimentaria.

Issoufou recordó que la crisis pone en peligro a siete millones de personas, entre ellas 1,7 millones de niños, en los citados cinco países del Sahel.

Los conflictos armados en Libia y Costa de Marfil han generado el retorno masivo de poblaciones emigrantes a ambos países, lo que ha empeorado la precaria situación alimentaria actual y amplificado todavía más las necesidades de acción urgente.

Georgieva se trasladará este jueves a Zinder, segunda ciudad de Níger, para visitar otros proyectos de lucha contra el hambre financiados por la UE.

La comisaria abandonará ese mismo día Níger con rumbo a Yamena, capital de Chad, segunda etapa de su viaje por la región.