Público
Público

La UE y los Balcanes buscan en Sarajevo impulsar la integración europea

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los países de los Balcanes occidentales, incluidos Serbia y Kosovo, han abierto hoy en Sarajevo una conferencia a nivel ministerial para impulsar las reformas necesarias en su acercamiento a la Unión Europea (UE).

La reunión ha sido organizada a iniciativa de la Presidencia española de la UE, representada en la capital bosnia por el ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos.

Sin banderas para evitar que la participación kosovar suscite rechazo por parte de quienes no reconocen su independencia, en la cita de la capital bosnia participan los jefes de las diplomacias de Albania, Bosnia-Herzegovina, Croacia, Macedonia, Montenegro, Serbia y Kosovo, así como el subsecretario de Estado de Estados Unidos, James Steinberg.

También están los ministros u otros representantes de "los 27", Rusia y Turquía, así como la alta representante para la política exterior comunitaria, Catherine Ashton, y el comisario para la Ampliación, Stefan Füle.

Se espera que la reunión sarajevita dé un nuevo impulso a los países balcánicos para efectuar las reformas internas y reforzar la cooperación en aras de la estabilización regional, condiciones exigidas por la UE en su vía hacia el ingreso, al que aspiran.

Los países balcánicos quieren que la conferencia confirme el compromiso de la UE con esa región y sus perspectivas de integración comunitaria, así como su determinación a continuar el proceso de la ampliación a pesar de la crisis económica y las voces de escepticismo en varios Estados europeos.

Está previsto que al final de la conferencia los participantes emitan una declaración conjunta.

La Presidencia española, país que no reconoce la independencia kosovar, ha logrado que Serbia y Kosovo coincidan en este encuentro gracias a una fórmula que excluye la mención de los países invitados y las funciones de los participantes.

Sólo habrá referencias a los nombres de los asistentes.

Belgrado boicotea los encuentros donde la presencia de representantes de Kosovo pueda ser interpretada como un reconocimiento indirecto de la soberanía del territorio que ve como su provincia y que se autoproclamó independiente en 2008.