Público
Público

UGT, CCOO, USO y Ekintza alcanzan un preacuerdo sobre el ERE de Mercedes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los sindicatos UGT, CCOO, USO y Ekintza han alcanzado hoy un preacuerdo con la dirección de la planta de Mercedes en Vitoria, según el cual se aumenta la bolsa de flexibilidad de horas y la empresa se compromete a pagar el 80 por ciento de los salarios brutos los días que se aplique el ERE.

Este preacuerdo, apoyado por la mayoría sindical del comité, no ha sido rubricado por ELA y LAB, sindicatos que rechazan lo pactado. Deberá ser aprobado por las asambleas de afiliados de las centrales que lo firman, para convertirse en acuerdo formal en una reunión que el comité mantendrá el día 22 de enero.

El presidente del comité de empresa, José Antonio Moreno (UGT) ha explicado a Efe que el documento consensuado recoge la ampliación del "bolsín de horas en negativo" (flexibilidad) de los 18 actuales a 25, con el fin de alejar lo máximo posible el ERE temporal de setenta días planteado por la empresa.

Además, los empleados verán adelantadas sus vacaciones del 2009: una semana en las fiestas de La Blanca (del 5 al 9 de agosto), dos semanas en marzo y abril (puentes de San José y San Prudencio), y dos semanas consecutivas a partir del 22 de junio.

La dirección se ha comprometido, según Moreno, a poner en marcha el ERE temporal de setenta días, si es necesario hacerlo, inmediatamente antes o después de las semanas de vacaciones pactadas.

Además, ha indicado que los días que se aplique el ERE, la empresa completará hasta un 80 por ciento del sueldo bruto de los empleados, de manera que estos acaben cobrando el 91 por ciento del sueldo neto.

Moreno ha defendido que el acuerdo es "positivo porque si vamos al ERE tendremos 5,35 euros por cada día de ERE. Sin el acuerdo perderíamos 300 euros al mes y con el acuerdo perdemos cincuenta".

El ERE temporal, del que quedan exentos altos directivos y mayores de 53 años, afecta a 2.800 de los 3.300 trabajadores de la planta de Vitoria, dedicada a la fabricación de furgonetas Vito y Viano.

Por su parte, uno de los sindicatos no firmantes, LAB, ha emitido un comunicado denunciado que el preacuerdo es un "claro chantaje, por el que la dirección consigue un aumento de la flexibilidad con unos mínimos complementos de un ERE que no tiene razón de ser".