Público
Público

Unió reivindica su derecho a reunirse con el PSC sin dar explicaciones a CDC

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El secretario general de Unió, Josep Maria Pelegrí, ha reivindicado hoy el derecho de su partido a celebrar reuniones como la mantenida el pasado viernes con la cúpula del PSC sin tener que dar cuenta de ello, inmediatamente después, a sus socios de Convergència.

Tras la reunión del comité de gobierno de Unió, Pelegrí ha admitido que tres días después de la reunión con el PSC, en la que ambas formaciones acordaron dar una respuesta unitaria a una posible sentencia del Tribunal Constitucional (TC) que recorte el Estatuto, todavía no ha habido ningún contacto con la dirección convergente, que mira con gran recelo el encuentro del viernes porque pone en entredicho su 'plan B': convocar un referéndum o avanzar elecciones.

"Los términos de la reunión eran conocidos por Convergència. Por lo tanto, no tiene que haber ningún tipo de llamada. Unió no tiene la obligación de llamar a CDC cada vez que hacemos una reunión. Unió tiene su personalidad propia y puede hablar con quien quiera. No tiene por qué dar cuenta de sus reuniones. CDC tiene sus reuniones con otros partidos y tampoco da cuenta de ellas a Unió", ha dicho.

"Unió se reúne con quien quiere y no llama a CDC después de cada reunión para explicarle su contenido. Pedimos que se respete nuestra libertad para poder hablar con cualquier fuerza", ha reclamado.

Pelegrí ha salido al paso de la advertencia lanzada el sábado por el secretario general de Convergència, Artur Mas, que dijo que no permitirá que, ante una rebaja del Estatuto, CiU "supedite" su estrategia a la del PSC.

Al igual que había hecho el líder de Unió, Josep Antoni Duran Lleida, minutos antes en una entrevista radiofónica, Pelegrí ha negado categóricamente que Unió pretenda "supeditar" la estrategia de CiU a la del PSC y ha recordado que, de hecho, todavía no existe una estrategia definida de la federación nacionalista sobre cómo reaccionar ante una hipotética sentencia adversa sobre el Estatuto.

"Hoy por hoy, no hay una estrategia conjunta de la federación, hay una posición de CDC y otra de Unió. Nosotros no queremos imponer nada a nadie, pero es legítimo que hagamos propuestas políticas", ha indicado.