Público
Público

La vacuna contra la gripe reduciría el riesgo de infarto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Amy Norton

Un estudio reveló que losadultos de mediana edad y mayores que reciben la vacunaantigripal serían menos propensos a sufrir un primer infartodurante el año siguiente que los que no se inmunizan.

El resultado, publicado en Canadian Medical AssociationJournal, no prueba que la vacuna pueda prevenir los infartos,pero se suma a las evidencias de que la infección por el virusde la gripe puede disparar un infarto en algunas personas y queprevenirla a través de la inmunización reduciría ese riesgo.

Respalda también la recomendación de vacunar a los adultosmayores con enfermedad cardíaca antes de la llegada de latemporada de gripe.

Un equipo del Reino Unido comparó las historias clínicas de16.000 pacientes mayores de 40 años con un primer infarto conlas de unas 62.700 personas sin antecedentes cardíacos (grupode control).

Los expertos compararon a cada paciente con un infarto concuatro personas del grupo de control de la misma edad y sexoatendidas en el mismo centro de salud.

El 53 por ciento de los pacientes con infarto habíarecibido la vacuna antigripal el año anterior; lo mismo ocurriócon el 51 por ciento del grupo de control.

Tras considerar varios factores de riesgo de infarto, comohipertensión, diabetes, tabaquismo y enfermedad cardíaca, elequipo halló que la inmunización redujo un 19 por ciento laposibilidad de sufrir un infarto el siguiente año.

Además, la vacunación temprana (entre septiembre y mediadosde noviembre en Estados Unidos) potenció el efecto protectorcon un 21 por ciento menos riesgo de sufrir un primer infarto,comparado con 12 por ciento cuando la inmunización ocurría mástardíamente.

El equipo intentó considerar el estado de salud general yel estilo de vida de los participantes, pero estuvo limitadopor la información disponible en las historias clínicas.

Podrían existir otras diferencias entre las personasvacunadas y no vacunadas que explicarían la reducción delriesgo de sufrir un infarto cardíaco, apuntó el doctor A.Niroshan Siriwardena, de la University of Lincoln, en GranBretaña, y autor principal del estudio.

De todos modos, el experto dijo que los resultados se sumana evidencias de estudios previos, más pequeños, sobre larelación entre la vacunación antigripal y la reducción delriesgo de sufrir un infarto cardíaco.

Esos estudios incluyen dos ensayos clínicos en los quepersonas con enfermedad cardíaca recibieron o no al azar lavacuna antigripal, un diseño metodológico considerado clavepara demostrar una relación causa-efecto.

Una teoría de por qué la vacunación antigripal esprotectora indica que la reacción inflamatoria que activa lainfección por el virus de la gripe, y que puede aumentar lacoagulación sanguínea, puede provocar infartos en personasvulnerables.

Los expertos recomiendan la aplicación anual de la vacunaen mayores de 65 años y en aquellas personas con enfermedadcardíaca y otras condiciones crónicas. Eso, dijo Siriwardena,es porque tienen más riesgo de sufrir complicaciones fatalescon la gripe, como la neumonía, y de necesitarhospitalización.

Los resultados sugieren que la reducción del riesgo deinfarto sería un beneficio agregado, finalizó el autor.

FUENTE: Canadian Medical Association Journal, online 20 deseptiembre del 2010