Publicado: 18.02.2014 16:16 |Actualizado: 18.02.2014 16:16

Valencia, Andalucía, Castilla-La Mancha y Murcia, las comunidades más castigadas por la crisis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Comunidad Valenciana, Andalucía, Castilla-La Mancha y Murcia son comunidades las más castigadas por los efectos de la recesión, mientras que País Vasco, Madrid, Navarra y Castilla y León son las menos afectadas, según los datos del último número de Papeles de Economía Española, editado por la Fundación de Cajas de Ahorros (Funcas).

El estudio también señala que la crisis apenas ha afectado a la ordenación de las regiones por renta per cápita. Así, País Vasco, Madrid, Navarra, Catalunya, Aragón y La Rioja son las que tienen mayor nivel de renta por habitante, y Extremadura, Andalucía, Melilla, Castilla-La Mancha y Murcia, las que menos.

Asimismo, el informe apunta que sólo seis comunidades (Cantabria, Castilla-La Mancha, La Rioja, Asturias y Andalucía) han registrado incrementos en el índice de desarrollo humano entre 2006 y 2011, frente al resto, que ha experimentado retrocesos. Finalmente, el índice de pobreza material se redujo únicamente en Extremadura, País Vasco, Castilla-La Mancha, Castilla y León y Asturias entre 2008 y 2011, mientras que la media nacional del indicador de pobreza económica se ha disparado un 138% en el mismo periodo.

El coordinador del estudio, Eduardo Bandrés, ha destacado que el factor territorial "es un factor relevante que explica las diferencias entre las comunidades autónomas", y ha señalado que las condiciones de partida entre ellas no eran las mismas y las políticas impulsadas no tiene los mismos efectos. En concreto, Bandrés ha explicado que aquellas regiones que tienen más sincronía con el conjunto de la economía nacional son las que mejor han transitado por los años de crisis. Por el contrario, hay otras que tienen problemas estructurales de fondo que requerirían un tratamiento singular y un tipo de políticas algo más complementarias.

Bandrés ha subrayado que todas las comunidades se han visto inmersas en esa "dinámica devastadora de caída del PIB o de destrucción de empleo", pero "no todas por igual". En este sentido, ha especificado que una tercera parte de los españoles vive en tres comunidades: Andalucía, Castilla-La Mancha y Comunidad Valenciana, que han perdido el 10% del PIB, el 20% del empleo, y la tasa de paro media está en el 33% . Por el contrario, ha dicho, hay una quinta parte de los españoles, un 20%, que viven en otras tres comunidades, País Vasco, Madrid y Navarra, que han perdido un 5% del PIB, el13% del empleo y la tasa de paro está en el 19%. Para Bandrés "no sería justo" y "sería un error" achacar estos datos al comportamiento de las políticas públicas de cada autonomía, sno que hay que atribuirlo al peso que tenían las regiones en la actividad inmobiliaria, las condiciones de partida, en relación con la dotación de capital humano, con el nivel educativo de la población, con la tasa de paro estructural, o el peso de su industria.

Por su parte, el director general de Funcas, Carlos Ocaña, ha expresado que la salida de la crisis será diversificada y no habrá un único sector que actúe como sector milagro que lidere la recuperación, sino que habrá toda una variedad de acciones y de sectores que tiren de la economía, y de distintas políticas públicas que ayuden a esta recuperación.

Respoecto a Catalunya, Bandrés ha comentado que un proceso secesionista "tendría efectos muy negativos" tanto sobre esta comunidad como sobre el resto de España, ya que "vivimos en un mundo global y un shock de esa naturaleza tendría un impacto económico indudable y siempre negativo". Al respecto, Ocaña ha dicho que hasta ahora "no se aprecia" un impacto del debate soberanista, pero ha comentado que "la incertidumbre no ayuda", por lo que ha considerado que convendría que "las incertidumbres" se disiparan "cuanto antes".