Publicado: 03.02.2014 20:01 |Actualizado: 03.02.2014 20:01

Valladolid clama contra el PP por las cargas policiales a manifestantes en paro y afectados por los desahucios

Una mujer de 56 años sufrió un ictus cerebral al ser golpeada por la policía en la cabeza. En total ocho personas resultaron heridas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Hace poco más de un año, Encarna, de 56 años, se acercó a un encuentro de Stop Desahucios Valladolid: tenía un problema familiar y entendió que aquella era la plataforma que podría prestarle la ayuda que necesitaba. Desde aquel día, Encarna, al igual que muchas otras personas afectadas por la hipoteca que un día decidieron acudir a la solidaridad de los colectivos damnificados, se convirtió en parte activa del grupo. "Acude a todos los desalojos y a todas las manifestaciones", cuenta un miembro del 15M vallisoletano, que prefiere mantenerse en el anonimato para no personalizar el movimiento.

Hoy, Encarna permanece ingresada en el Hospital Clínico de Valladolid tras sufrir un ictus cerebral después de haber sido brutalmente golpeada por la Policía durante una protesta convocada ayer en la localidad castellanoleonesa. "Dentro de la gravedad, está estable, no ha habido más complicaciones", cuenta este miembro del 15M, que asegura estar en contacto con la familia. "Ahora mismo, los médicos están tratando de estudiar la relación del ictus con los golpes que le propinaron en la cabeza", afirma.

Encarna, junto con otras personas del 15M y otros colectivos de la ciudad, participaba, en el momento de ser golpeada, en la manifestación "Por el empleo digno. Contra los recortes. Por la renta básica. No a la institucionalización de la pobreza", que pretendía despedir a los participantes en la convención que el PP celebró el fin de semana en la localidad. Durante la marcha, los manifestantes pararon en diversos sitios del centro, siendo uno de ellos el restaurante La Parrilla de San Lorenzo.

"Nosotros no sabíamos quién estaba comiendo ahí, solo paramos a corear unos cánticos", recuerda el miembro del 15M. Según su relato, y así lo atestiguan diversas imágenes, la Policía inició una carga "indiscriminada, brutal e injusta" que, además de enviar a Encarna al hospital, hirió a varias personas. "Hay compañeros con contusiones, huesos rotos, brechas en la cabeza, collarines en el cuello, ojos morados, hematomas por todo el cuerpo...", denuncia. En total, ocho personas resultaron heridas.

A Jaime, según él mismo ha descrito en una asamblea celebrada esta tarde en la plaza Fuente Dorada, el lugar en el que se reúne el 15M de Valladolid desde sus inicios, le cogieron tres antidisturbios y uno de ellos llegó a pedir que le dislocaran el brazo. "Nos dieron una enorme paliza", ha asegurado. "Lo único que hicimos fue gritar consignas y la Policía comenzó a rodearnos, nos dijeron que nos identificarían y detendrían y de repente cargaron brutalmente".

Doris, por su parte, tiene un enorme hematoma en la pierna a causa de la patada de un policía. Durante la concentración de esta tarde, ha llamado a señalar al verdadero culpable, el PP. Otra de las personas agredidas, Javi, ha señalado que nunca había visto unas "miradas de odio" como las de los antidisturbios que le pegaron. "Es inexplicable la saña con la que nos golpearon", ha dicho. A él, ha explicado, le golpeó un policía a quien ha llamado su "amigo de los bancos". "Me conocía bien de todas las veces que nos encontramos en desahucios, en subastas... Comenzó a aporrearme en un brazo y le pregunté por qué. Entonces me dio en el otro, volví a preguntarle por qué y me golpeó en la pierna. Le dije que era muy valiente haciendo lo que hacía con una porra y una pistola encima, y guardó la porra en la funda y me pegó un hostión con la mano en la boca. Finalmente le dije: podrás humillarme, pero no me vas a tumbar". Javi, que lleva participando en diferentes protestas desde hace tiempo, ha manifestado que lo que a él le duele no son los golpes, sino la represión.

Al igual que Javi, Juan, otro de los agredidos, ha dicho no haber visto tanto "odio" en su vida, y tiene 61 años. "Los antidisturbios de ayer eran unos autómatas que van por ahí pegando sin sentido, y no solo nos hacen daño a nosotros, sino a todo el cuerpo de Policía", ha declarado. A su edad, ha aseverado que a la población no le queda otro camino más allá del de la lucha: "Somos más y tenemos más razones que ellos". Lo mismo ha afirmado otra mujer agredida, con la mano izquierda escayolada por una fractura: "Nos están pisoteando y no hacemos nada".

Fátima sufrió problemas respiratorios. Un agente de los antidisturbios le clavó, ha denunciado, la porra en el pecho. "Los policías nos llamaban parásitos sociales mientras nos pegaban", ha rememorado para después concluir que no consentirán "más agresiones".

Tras la celebración de una asamblea en la plaza Fuente Dorada y después de que hablaran algunas de las personas agredidas ayer por la Policía, varios centenares de manifestantes se han concentrado frente a la sede del PP, contra la que arrojaron varios huevos. Posteriormente, se han dirigido al Ateneo Republicano, donde trabajan con los abogados de Legal Fuente Dorada en las acciones legales que van a emprender por lo sucedido.

María Sánchez, coordinadora local de IU Valladolid y concejala en la localidad, ha asegurado que su grupo llevará mañana lo sucedido al Pleno del Ayuntamiento, ya que considera que el equipo de Gobierno del alcalde, Javier León de la Riva (PP), "tiene mucho que decir". Además, Sánchez ha pedido la dimisión del subdelegado del Gobierno en Valladolid, José Antonio Martínez Bermejo, por sus últimas declaraciones. Bermejo dijo, para exculpar las cargas, que la Policía debía "garantizar el respeto a las personas que estaban disfrutando de su ocio" en el restaurante. En la opinión de la coordinadora local de IU, "no se pueden consentir unas declaraciones así en un estado democrático de derecho". La actuación de la policía, ha acusado, "no está justificada, las personas concentradas solo estaban coreando cánticos".

La concejala vallisoletana ha confirmado además que el diputado de IU Gaspar Llamazares ha registrados dos preguntas en el Congreso, en las que insta al Ejecutivo a responder si cesará al subdelegado del Gobierno y si intercederá en la eliminación de los cargos a todas las personas detenidas.

El Grupo Parlamentario Socialista ha registrado, por otro lado, una petición de comparecencia urgente del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, y del delegado del Gobierno en Castilla y León, Ramiro Ruiz Medrano.

Este medio ha tratado de ponerse en contacto con el Ayuntamiento y la Subdelegación del Gobierno, sin éxito.