Público
Público

Variaciones del sueño son previas a cambios físicos en pubertad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Amy Norton

La variación de hábitos desueño, en lugar de los cambios físicos, serían la primera señalde la llegada a la pubertad.

La pubertad no es una etapa de variaciones físicasúnicamente, sino también de cambios en el cerebro, la conducta,la regulación de las emociones y los patrones de sueño. La ideasolía ser que el desarrollo físico es anterior, o simultáneo,al cambio de los hábitos de sueño.

"El estudio demuestra que los cambios en los patrones desueño son previos a los cambios físicos y se pueden consideraruna manifestación temprana de la pubertad", dijo Avi Sadeh, dela Universidad de Tel Aviv en Israel, a Reuters Health.

"Eso, para los padres, significa que el patrón de sueño delos hijos sufre cambios importantes a una edad en la que,inmediatamente después, tendrá cambios físicos", añadió.

Significa también que los padres deberían estar atentos apotenciales problemas de sueño, como somnolencia diurna oproblemas escolares, a una edad bastante temprana.

En el estudio, publicado en la revista Sleep, se controló a94 niños, de entre 9 y 11 años al inicio. Se los evaluó tresveces en dos años con un dispositivo de muñeca, que controlólos patrones de sueño durante una semana.

En el tiempo, los niños comenzaron a dormirse más tarde(unos 50 minutos) y dormir menos (unos 37 minutos). Algunosempezaron a despertarse más seguido a la noche.

Todos esos cambios predecían el inicio de los cambios de lapubertad. No así lo opuesto.

Según Sadeh, los cambios del sueño, como los observados,afectan la conducta de los niños y la capacidad de rendimientodiurno.

"Por otros estudios, sabemos que los cambios bruscos delsueño a esa edad causan somnolencia diurna excesiva y problemasemocionales, cognitivos y escolares", dijo Sadeh.

"Los padres deben conocer los riesgos y tratar desupervisarlos para prevenir todo patrón caótico del sueño queexacerbe los problemas", agregó el experto.

Los investigadores recomiendan que los adolescentes duermannueve horas por noche. Para lograrlo, la AcademiaEstadounidense de Medicina del Sueño recomienda que los niñostengan una rutina de horarios para dormir, eviten descansar demás los fines de semana y no lean, miren televisión ni hablenpor teléfono en la cama.

FUENTE: Sleep, 1 de diciembre del 2009