Público
Público

Varios españoles siguen atrapados en Mumbai

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Varios españoles seguían atrapados el jueves en Mumbai, después de que una cadena de tiroteos en la capital financiera de India dejara al menos 101 muertos y sorprendiera allí a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre y al europarlamentario Ignasi Guardans.

Un matrimonio de españoles resultó herido y dos empresarios permanecían retenidos en un hotel, según confirmó el cónsul de España en Mumbai, César Alba.

Aguirre se encontraba de visita oficial en la ciudad india de Mumbai. Un miembro de la delegación madrileña informó de que ningún miembro de su equipo resultó herido y que la presidenta había conseguido salir del país vía Zúrich con otros miembros de la delegación.

"Conseguimos salir después del tiroteo que sufrimos, nos tuvimos que ir a la playa y el otro grupo consiguió llegar al aeropuerto. Después de estar allí tumbados viendo tiros, explosiones y bombas, conseguimos venir a la residencia del cónsul de España", dijo a la SER el presidente de la patronal de la CEIM (Confederación Empresarial de Madrid), Arturo Fernández.

El presidente de la patronal agregó que estaban a la espera de una solución para salir del país, ya que el aeropuerto de Mumbai estaba cerrado.

Además, una delegación del Parlamento Europeo también estaba en Mumbai, entre ellos el catalán Ignasi Guardans, quien dijo que un funcionario de la UE había resultado herido.

"Mi hotel está rodeado por la policía. Hay pistoleros dentro. Seguimos en contacto con algunos diputados que siguen oyendo disparos desde la habitación uno y desde la cocina donde está escondida otra", dijo Guardans el miércoles por teléfono desde un restaurante donde habían salido a cenar y les sorprendió el tiroteo.

"Tenemos un funcionario del parlamento herido en el hospital y no podemos volver al hotel", agregó.

El cónsul español en Mumbai dijo en declaraciones a la Cadena Ser que dos empresarios seguían retenidos el jueves en el hotel Oberoi.

"He hablado con los dos y están a la espera de que se rindan o que entreguen los rehenes que tienen, y en ese momento los dejarán salir", afirmó.

Previamente, Alba expresó que creía que no corrían peligro ya que se encontraban en la planta 14 del hotel y tanto la policía como los autores de los atentados estaban en las plantas bajas.

Otro español tuvo que esconderse en el aparcamiento de un hotel, después de ser perseguido por los hombres armados que seguían a un grupo disparando sus armas.

"Entraron una gente con tiros y bombas e iban por todos los sitios del hotel. Nos escapamos por unas escaleras, dieron a uno que estaba al lado de nosotros. Unos tomaron la decisión de subir, otros de bajar, otros de quedarse (...) lo peor ha sido ver que nos seguían por las escaleras", afirmó el hombre identificado como Carmelo.

Otras 287 personas han resultado heridas en estos atentados, que han sido reivindicados por el poco conocido grupo Muyahidines del Decán.