Público
Público

Una veintena de 'indignados' llevan sus protestas al Parlamento regional de Madrid

El movimiento 15-M prepara concentraciones para que a los nuevos regidores y concejales "les quede claro dónde está el auténtico poder"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los 'indignados' aún acampados en Sol siguen debatiendo, cuando las lluvias que están cubriendo España se lo permiten, si su estancia en la céntrica plaza debe continuar o se debe dar paso total a la ya iniciada descentralización del movimiento hacia los barrios y municipios.

Antidisturbios para frenar a una veintena de 'indignados'  A esperas de lo que se decida esta noche en la Asamblea general, el trabajo sigue y por ello, se convocó para hoy una concentración coincidiendo con la constitución del nuevo Parlamento regional. Un acto que será apoyado y reforzado por las comisiones de barrios, que harán lo propio al presentar sus protestas en las investiduras de los alcaldes el próximo sábado 11 y el sábado 19 desde Atocha. 

La concentración que comenzó hoy a las 9.45 de la mañana, finalmente ha sido cortada por los efectivos de antidisturbios que les esperaban en la estación de Renfe de Entrevías, lugar de encuentro para iniciar una pequeña marcha rumbo a la plaza de la Asamblea, donde se asienta la sede del Parlamento regional. Unas seis unidades de antidisturbios para frenar a menos de una veintena de 'indignados' que pretendían volver a dejar claras sus propuestas y protestas ante los políticos bajo el lema 'no nos representan'.

 Antidisturbios para frenar a una veintena de 'indignados'

A su llegada a la Asamblea hora media después de iniciarse, de nuevo más antidisturbios para paralizar cualquier tipo de altercado o movimiento que pudiera alterar la constitución del nuevo Parlamento Regional de Madrid. Una constitución que se ha producido según lo esperado y sin ruidos de cacerolas de los 'indignados', en la que se ha elegido como presidente al ex consejero de Transportes e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, José Ignacio Echeverría, con 72 votos a favor y 57 en blanco.

Al no poder llegar a la puerta principal del edifico, los 'indignados' se han asentado en una de sus entradas laterales sin sus cacerolas, confiscadas por la policía, pero con una pancarta donde se podía leer: 'Indignados de tanta Esperanza' con la que esperaban la salida de Esperanza Aguirre. Finalmente el encuentro no se ha producido, pues la presidenta abandonó la Asamblea en coche oficial. A las 12:45 de la mañana se retiraron los efectivos de antidisturbios y los veinte indignados que, de forma bastante deslucida, representaban a los acampados en Sol en lo que se presentaba como uno de los grandes actos de protesta.

 'Tienen que sentir nuestra presencia, para que vean que estamos creciendo y ya llegamos a la puerta de sus despachos' 

Por otra parte, este fin de semana, las asambleas de diferentes puntos de España reunidas en Madrid y la acampada de Sol, han propuesto concentraciones en todos los municipios de la Comunidad de Madrid y de España para que a los nuevos regidores y concejales 'les quede claro dónde está el auténtico poder'. Aprovechando la sesión pública de la investidura en La Plaza de la Villa, los indignados partirán de Cibeles a las 11h para llegar juntos al Pleno y hacerse oír. 'Mientras se celebra el Pleno, los concejales podrán escuchar los gritos de indignación y el ruido de las cacerolas de los vecinos reunidos a sus puertas', han insistido.

Con la aprobación de la asistencia de representantes de cada asamblea a todos los plenos municipales del sábado, se consolida la opinión de algunos municipios como Boadilla del Monte que defienden que los nuevos alcaldes 'tienen que sentir nuestra presencia, para que vean que estamos creciendo y ya llegamos a la puerta de sus despachos'. Para ello, se proponen trasladar las asambleas de barrios de las típicas plazas de reunión ciudadana a localizaciones frente los Ayuntamientos. Siempre recordando la naturaleza apolítica del movimiento.