Público
Público

La Vendée Globe tiene una réplica en Internet

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Si siempre quiso navegar y nunca se atrevió, ahora tiene la oportunidad de experimentar una de las regatas más esperadas del mundo sin levantarse de su escritorio.

El miércoles 170.000 personas ya habían jugado en la versión virtual de la Vendée Globe, una regata en solitario que se realiza cada cuatro años y cuyo desafío consiste en dar al vuelta al mundo sin escalas ni asistencias.

Mientras en la regata real sólo 30 participantes salieron del puerto de Les Sables d' Orlonne el mes pasado desde la costa atlántica de Francia, los productores del juego estiman que la fantasía es extremadamente popular debido a que el evento deportivo cuenta con bastantes aficionados.

"Queríamos organizar uno de los eventos online más grandes del mundo y esta carrera es muy importante para los franceses, ellos quieren participar en ella", dijo Philippe Guignedo, un antiguo navegante profesional.

El patrón afirmó el juego, una aplicación fash llamado Virtual Regatta (www.virtualregatta.com/index.php), fue diseñado para ser fácil de jugar, y ha calado principalmente en personas que no navegan en la vida real.

Los jugadores pueden conducir un monocasco de 18 metros de eslora que cubre la misma ruta que la competición y que navega en condiciones meteorológicas reales, pero sin sufrir situaciones como la rotura del mástil y de las velas, que han caracterizado la carrera de este año, aunque si deben conectarse a horas incómodas si quieren tener la posibilidad de ganar el premio de 10.000 euros.

Acceder al sistema es gratuito pero opciones como el piloto automático cuestan entre 10 y 20 euros, lo que les a los participantes tener que estar pendientes del timón.

En Francia esta regata cuenta con una gran afición y el final de la competición es seguida por un 60 por ciento de la población, una cifra cercana a la cantidad de personas interesadas por el Tour de Francia.

Esta regata es considerada como el Everest del mar y este año los navegantes se han planteado el desafío de lograr dar la vuelta al mundo en 80 días.

El francés Sébastien Josse lidera la competición 40 millas por delante de su más cercano rival, Yann Elies.