Público
Público

Las ventas al por menor moderan su bajada en enero al -5,4%

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las ventas al por menor en España moderaron su caída en enero, lo que no evitó el decimocuarto descenso consecutivo de este indicador en un clima de recesión y de aumento del desempleo como no se conocía en una década.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) dijo el miércoles que las ventas minoristas cayeron en enero a una tasa interanual del 5,4 por ciento frente a un registro negativo del 6,1 por ciento en el mes anterior.

Economistas dijeron que, a la vista del aumento exponencial de la desocupación en España, que lidera el ranking de los países de la zona del euro con una tasa de paro cercana al 14 por ciento, las previsiones apuntan a que el consumo privado doméstico continuará débil a o largo de 2009.

"Este dato (-5,4 por ciento) lo que avala un poco es la estimación media que tenemos para todo el año que apunta al -2,5 por ciento.", dijo Diego Fernández, economista de Fortisbank.

No obstante, existe consenso entre expertos de que la reducción de los tipos de interés, que abarata el pago de las hipotecas, y la baja de la inflación comenzarán a favorecer el consumo a partir de 2010.

"Lo que vamos a ver en la primera mitad de este año es que la pérdida de empleo va a reflejarse en datos negativos de consumo privado", añadió Fernández.

"En la segunda mitad esto va a suavizarse un poco y veremos una recuperación del consumo a partir de 2010, cuando los tipos de interés y la inflación comiencen a notarse en el consumo", agregó.

El estratega de Citigroup, José Luis Martínez, indicó que, pese a que el dato de enero fue menos negativo que el de diciembre, pone de manifiesto la acusada debilidad del consumo privado en España.

"El dato es muy negativo y no extremadamente negativo como el mes anterior", apostilló Martínez.

Otros expertos subrayaron la intensa caída de las ventas pese a que enero es un mes de rebajas tras las festividades navideñas.

"Enero es tradicionalmente el mes de las rebajas, así que el hecho de que las ventas sigan cayendo significa que los grupos de distribución minorista no están consiguiendo atraer tantos compradores como el año pasado a pesar de los descuentos, lo que por otra parte tiene lógica si piensas en la situación del desempleo", dijo José García Zárate, economista de 4Cast.

"Es una indicación de un primer trimestre horroroso", agregó Zárate.