Público
Público

Vespas y espagueti para el "Don Pasquale" de la "operación ópera" del Real

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Aún no tienen 30 años, cantan lírica y son los elegidos entre 99 candidatos de 13 países para montar una obra que cuesta 300.000 euros. Son los 9 "divos" de la "operación ópera" de este año del Teatro Real, que apadrina un "Don Pasquale" muy felliniano, a lo Roma años 50, con vespas y espaguetis incluidos.

Si la pasada temporada, para el debut del proyecto, fue "El Barbero de Sevilla", en esta ocasión el Teatro Real ha querido armar para la que llama su "Operación-Estudio" el "Don Pasquale", la ópera bufa de Gaetano Donizetti, porque se trata de una obra del belcantismo "muy apropiada" para quienes acaban de terminar su carrera.

Este "proyecto estrella", según el director general del Real, Miguel Muñiz, se lleva 300.000 del millón cien mil euros de los que dispone para su programa educativo, y que se emplean, entre otras partidas, en "mantener" en Madrid durante 2 meses a los seleccionados y pagarles "una pequeña beca".

"No se trata de una academia, eso es muy caro y complejo. Es sólo un granito de arena para la formación de esos artistas. Es una obligación de un teatro público hacer algo así", ha apostillado el director artístico del Real, Antonio del Moral.

Los afortunados, que han recibido estos dos meses clases del tenor y maestro de canto peruano Ernesto Palacio, son la búlgara Sonya Yoncheva, la española Erika Escribá, los italianos Davide Fersini y Domenico Menini, el portugués Diogo Oliveira, el colombiano Hans Ever Mogollón-Rueda y el venezolano Abelardo Cárdenas, que rotarán en las funciones.

"Se trata de que cojan confianza como artistas pero, de verdad que tienen ya un nivel magnífico, óptimo porque día hemos ido viendo su progresión. Ha sido estupendo trabajar con ellos", afirma el director musical, Álvaro Albiach.

Todos ellos, además de los artistas invitados Savio Sperandio y Miguel Ángel Zapater, quienes se alternan en el papel de Don Pasquale -"un rol de persona mayor y además de difícil ejecución"-, interpretan la ópera que Donizetti estrenó en 1845 en una versión con escenografía de Tomás Muñoz.

Muñoz ha contado que una de sus "peores experiencias como espectador" fue ver un "acartonado" "Don Pasquale". "Olía a naftalina, así que pensé que había que actualizarlo, llevarlo a la comedia italiana del esplendor del cine de los 50, la Roma de los espagueti, la vespa, las actrices y los empresarios".

Además ha querido realzar el juego de ficciones de la Comedia del Arte que Donizetti y Giovanni Ruffini bordan en su libreto, "el yo soy y el yo parezco", y acercar al espectador "una imagen simpática, alegre, reconocible".

El espectador es la otra "diana" de este programa educativo, porque quieren "formar al público del futuro", por eso su "prioridad" es que la mayoría tenga entre los 14 y los 26 años, de ahí que las entradas cuesten entre los 5 y los 12 euros.

En la difusión del montaje, coproducido con el Teatro Cervantes de Málaga y el Baluarte de Pamplona, colabora la Universidad Carlos III, que ha programado en su Auditorio la obra el 7 y 8 de marzo, además de cuatro funciones escolares el 9 y 12 de marzo. En el Teatro Real se representará los días 22, 24 y 26 de marzo.

La vicerrectora de la Carlos III, Montserrat Domínguez, ha subrayado que es un "privilegio" participar en este proyecto, que "favorece especialmente" a su universidad porque cumple el mandato de Bolonia de "formación completa" de su alumnado.

Este "Don Pasquale", al que seguirá la próxima temporada "Il viaggio a Reims", cuenta con la participación de la Orquesta-Escuela de la Sinfónica de Madrid y el Coro Escénico de la Carlos III.