Público
Público

Cada vez hay menos casos de maltrato sin denunciar

Un informe del Ministerio de Sanidad destaca que aumenta la concienciación social contra el maltrato a la mujer

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cada vez somos más conscientes: hay que erradicar la violencia de género. Pero aún queda muchísimo por hacer. En la última década, en España han muerto 555 mujeres a manos de sus parejas o ex parejas. Esta es la realidad que se desprende del Informe de Violencia de Género 2007, al que ha tenido acceso Público y que el Ministerio de Sanidad dará a conocer mañana en el Consejo Interterritorial, la reunión periódica que el ministro mantiene con los consejeros del ramo.

La creciente concienciación social de la gravedad de la violencia machista hace que el número de denuncias empiece a aproximarse a la realidad. Un indicador que muestra esta evolución es el Índice de Desarrollo de Género (IDG). Éste muestra las desigualdades por sexo, a partir de variables como las diferencias salariales, el nivel educativo o la esperanza de vida, entre otros.

Las mujeres que viven en comunidades con un IDG inferior a la media española tienen más probabilidad de morir a manos de sus parejas o ex parejas, según concluye el informe, elaborado por representantes de las comunidades autónomas.

Lo que resulta más relevante es que en estas mismas comunidades, donde subyacen más desigualdades entre hombres y mujeres, existen mayores posibilidades de denunciar malos tratos. Otro dato positivo: el informe de Sanidad recoge un incremento en el último Índice de Desarrollo de Género (de 2005) respecto al anterior, referente a 2000.

El Informe Anual 2007 sobre Atención Sanitaria a la Violencia de Género en el Sistema Nacional de Salud es el cuarto que elabora la Comisión contra la Violencia de Género, creada en 2004. Por primera vez, el documento recoge las actuaciones contra la violencia de género en el marco sanitario que han llevado a cabo nueve comunidades.

En diciembre de 2007, el Consejo Interterritorial de Sanidad aprobó los indicadores de vigilancia epidemiológica para la planificación y evaluación de las intervenciones sanitarias en Violencia de Género. Los datos del informe Violencia de Género del próximo año ya recogerá las actuaciones de todas las comunidades autónomas.

De todos modos, el documento actual, con datos de 2007, previos a que se aprobara esta medida, avanza el número de casos de violencia de género que han sido atendidos en los servicios de salud de nueve comunidades autónomas. Andalucía, Cantabria, Castilla-La Mancha, Catalunya, Ceuta, País Vasco, La Rioja, Madrid y Navarra han facilitado estos datos de forma voluntaria.

Las cifras corresponden a periodos de tiempo distintos entre sí y no detallan, por ejemplo, el número de efectivos que se dedican a esta tarea. Por ello, los datos no son estadísticamente comparables, pero sí apuntan a un cierto desnivel en el grado de implantación de esta iniciativa.

El Programa Atiende de la Comunidad de Madrid es el que menos casos ha registrado: 213 mujeres atendidas por violencia de género en los últimos cinco años. Una cifra significativamente inferior a la del resto de comunidades. Por ejemplo, de junio a diciembre de 2007, en los centros de atención primaria y hospitales de Catalunya se atendieron a casi 4.000 víctimas de la violencia de género.

El documento de Sanidad también recoge que sólo seis comunidades han creado organismos de control del Protocolo Común para la Actuación Sanitaria en Violencia de Género, que firmaron en abril de 2007 y que pretende reforzar la sensibilidad de los médicos de atención primaria para prevenir y combatir la violencia de género.

Las comunidades también ponen de manifiesto en el texto las dificultades con que topan a la hora de implantar sus protocolos sanitarios de lucha contra la violencia machista. Más allá de la falta de presupuesto, la sobrecarga asistencial y la falta de personal sanitario, las autonomías destacan la dificultad de coordinación entre las instituciones
autonómicas y estatales.