Público
Público

El vicedirector de la Real Academia elogia los conocimientos científicos de Inés Fernández Ordóñez

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

José Antonio Pascual, vicedirector de la Real Academia Española, afirmó hoy que Inés Fernández Ordóñez cultiva "de una manera relevante" dos disciplinas "inabarcables ya para una sola persona", como son la lingüística y la filología, esenciales para los trabajos de esta institución.

En sus palabras de bienvenida a la nueva académica, Pascual subrayó que esta filóloga concilia saberes tan distintos como "las hablas modernas, la crítica textual, la lingüística histórica teórica, la lingüística románica y la historia medieval de la Península Ibérica".

"Con tal bagaje se ha integrado en la mejor tradición de la escuela filológica española, fundada por Ramón Menéndez Pidal", señaló el académico salmantino antes de indicar que Fernández Ordóñez es discípula de Diego Catalán y ha heredado "sus mismas preocupaciones".

Sin embargo, los métodos y teorías manejados por Fernández Ordóñez, catedrática de lengua española en la Universidad Autónoma de Madrid, "suponen una revisión crítica -no una demolición global- de los planteamientos metodológicos y conceptuales" propios de la escuela española, que durante tanto tiempo "parecían inmutables".

Pascual, director del "Diccionario histórico de la lengua española", destacó que, en el ámbito de lo lingüístico, las aportaciones de Fernández Ordóñez se centran en el estudio de la variación gramatical del español y no se han limitado, como se hacía tradicionalmente, a la investigación de la variación fónica y léxica.

Esta experta en dialectología, actual e histórica, del español, recorre España desde hace veinte años, acompañada por sus alumnos, para elaborar el Corpus Oral y Sonoro del Español Rural, "que le ha servido para proporcionar un nuevo estado de la cuestión sobre algunos fenómenos de variación gramatical", entre ellos el del leísmo, laísmo y loísmo.

La nueva académica ha realizado numerosas investigaciones sobre las historias y crónicas medievales y sobre la historiografía de ese período, en especial, la producida "bajo el patronazgo de Alfonso X el Sabio, esto es, tanto las obras latinas que le sirvieron de fuente como las que, en los dos siglos posteriores, se derivaron de ella".

El discurso de ingreso de Fernández Ordóñez, titulado "La lengua de Castilla y la formación del español", ha sido, en opinión de Pascual, "un acto de amor" al español, a ese idioma de "mil colores, que discurre por miles de caminos, compartido en la generalidad de sus usos, a la vez que matizado en sus entrañables peculiaridades".