Público
Público

La victoria más cómoda de la historia del país

El MAS logra la mayoría absoluta en las dos cámaras parlamentarias

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las encuestas volvieron a fallar esta vez. El aplastante triunfo electoral de Evo Morales y del MAS ha roto todos los pronósticos y se ha convertido en la victoria más contundente de la historia de Bolivia. El 63% de los votos ha respaldado la reelección del presidente y su partido controlará casi dos tercios de la nueva Asamblea Plurinacional. En el Senado contará con 24 de los 36 representantes, lo que le garantiza que las iniciativas del Congreso no serán rechazadas.

Seis de los nueve departamentos bolivianos apoyaron el programa del MAS y el temido voto cruzado que los ciudadanos marcaran la casilla de Evo pero no la de su partido no le amargó la fiesta al presidente. La Paz, Cochabamba, Chuquisaca, Oruro y Potosí renovaron su confianza en el proyecto del actual Gobierno y Tarija se vistió por primera vez del azul del MAS.

En Santa Cruz, Morales consiguió recortar distancias, pero la victoria fue para la coalición Plan Progreso para Bolivia-Convergencia Nacional (PPB-CN). También votaron mayoritariamente por el partido opositor de Manfred Reyes en Pando y en Beni.

La victoria del MAS es también el batacazo de una oposición descabezada. Entre Reyes y Samuel Doria Medina no alcanzan el 35% de los votos y algunos ya han entonado el mea culpa por no haber presentado un frente común contra Evo. Reyes ha asegurado que no comprendieron que 'deberían anteponerse primero los intereses nacionales antes que los intereses particulares'.