Público
Público

Vinculan residencias universitarias EEUU con más sexo y alcohol

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los estudiantes que viven enresidencias mixtas de las universidades tienen másposibilidades de beber hasta perder el conocimiento y tener mássexo, de acuerdo a un estudio de Estados Unidos que podríaconfirmar los temores de los padres.

Un sondeo a más de 500 estudiantes de cinco universidadesde Estados Unidos descubrió que los alumnos que viven enresidencias universitarias mixtas tenían 2,5 veces másprobabilidades de beber hasta la inconsciencia semanalmente queaquellos en dormitorios exclusivos para hombres o mujeres.

Los estudiantes de residencias mixtas también mostraron unatendencia de más del doble que los demás a decir que habíantenido al menos tres parejas sexuales en el último año

Los hallazgos, publicados en el Journal of American CollegeHealth, podrían no ser una sorpresa para muchosuniversitarios.

"Muchas reacciones que hemos obtenido de los estudianteshan sido del tipo, 'Bueno, nosotros sabemos eso'", dijo elinvestigador Brian Willoughby, quien realizó el estudiomientras realizaba su carrera en la Universidad de Minnesota enSt. Paul y ahora es profesor visitante en la UniversidadBrigham Young en Salt Lake City.

Willoughby dijo a Reuters Health que los hallazgos deberíanllevar a más universidades, investigadores y padres apreocuparse del tema.

Sostuvo que 90 por ciento de las residencias universitariasde Estados Unidos son mixtas, parte de un alejamiento de lanoción tradicional sobre que la universidad debería actuar comoun reemplazo de los padres y aplicar normas de comportamientosocial a sus estudiantes.

"Esta transición a residencias mixtas ha ocurrido sin unaevaluación sobre sus efectos", dijo Willoughby.

En el estudio, Willoughby y su colega Jason Carrolldescubrieron que más de un 41 por ciento de los estudiantes enresidencias mixtas dijeron que bebían hasta emborracharsesemanalmente, comparado con menos del 18 por ciento que dijo lomismo en los dormitorios para alumnos de un sexo.

Mientras que un 63 por ciento de los estudiantes deresidencias segmentadas dijo que no habían tenido pareja sexualen el último año, eso se aplica sólo a un 44 por ciento de losestudiantes de residencias mixtas.

Entre los estudiantes de residencias mixtras, cerca del 13por ciento dijo que había tenido tres o más parejas sexuales enel último año, comparado con el 5 por ciento de quienes vivenen dormitorios exclusivos para hombres o mujeres.

Willoughby dijo que los hallazgos parecen ser un tema de"selección" -es decir, los chicos con mayor tendencia aemborracharse y tener sexo tienen más posibilidades desolicitar vivir en una residencia mixta.

Pocos estudiantes solicitan una residencia exclusiva parahombres o mujeres, dijo el investigador, y la mayoría terminaen ellas sencillamente porque sus universidades los destinan aesos lugares.

Willoughby y Carroll consultaron a los estudiantes sobrereligión y rasgos de personalidad como impulsividad yextroversión, y descubrieron que esos factores no explican larelación entre los dormitorios mixtos, el sexo y lasborracheras.

Willoughby especuló que los dormitorios mixtos podríanfijar explícitamente "normas sociales" distintas a las deaquellos exclusivos para hombres y mujeres.

Los estudiantes, explicó, podrían esperan que quienes vivenresidencias mixtas tengan un mayor índice de consumo alcohólicoy relaciones sexuales, lo que podría hacerlos más propensos aintentar cumplir esas expectativas.

"No se trata sencillamente de que hombres y mujeres vivenjuntos", afirmó Willoughby.