Público
Público

La votación del fondo de rescate pone a prueba el Gobierno de Merkel

Finlandia aprueba la reforma y garantiza su contribución a Grecia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Parlamento alemán (Bundestag) vota hoy la reforma y ampliación de las garantías del fondo de rescate europeo (EFSF, según sus siglas en inglés). A lo largo del día de ayer, la canciller Angela Merkel hizo un llamamiento para que sus compañeros más euroescépticos voten a favor.

'Con el fondo se limita el alcance de la crisis, en caso de que un país se declare parcial o totalmente en suspensión de pagos', afirmaba en declaraciones al Bild el jefe del grupo parlamentario de la CDU/CSU, Volker Kauder.

Todo apunta a que Merkel conseguirá en el Bundestag la mayoría necesaria para aprobar la reforma del EFSF, en los términos en que quedó acordada por el Eurogrupo el 21 de julio (incluyendo sus nuevos instrumentos y el aumento de las garantías hasta los 780.000 millones de euros). La decisión tiene una trascendencia enorme ya que con 211.000 millones, Alemania es el país de la eurozona que más contribuye al fondo.

Alemania, con 211.000 millones, es el contribuyente mayor del fondo

El verdadero temor de la canciller es que no logre aprobarlo con la mayoría exclusivamente de sus filas, sino gracias al apoyo de los dos principales partidos de la oposición, socialdemócratas y Verdes. Esta denominada 'mayoría de la canciller' no es necesaria desde el punto de vista constitucional, 'pero sería políticamente conveniente', como dijo el líder de la CSU, Horst Seehofer. Sobre todo porque, de no alcanzarla, revelaría las grietas que existen en la coalición, y Merkel aún no ha conseguido convencer a muchos euroescépticos.

Entre tanto, el Eduskunta (Parlamento finlandés) hacía lo propio, y ratificaba ayer la reforma del EFSF, por 103 votos a favor de los partidos que forman la coalición de Gobierno, frente a los 66 votos en contra del grupo ultra-nacionalista Verdaderos Finlandeses y del Partido de Centro, ambos en la oposición. Así, queda garantizada la contribución finlandesa al fondo, que representa un 1,8 por ciento del total (14.000 millones), algo que hasta hace unos días estaba en tela de juicio, ya que era uno de los países más reticentes.

El martes, Eslovenia lo aprobaba; y mañana se prevé también que Austria lleve a cabo la votación. Entonces sólo faltarían Chipre, Eslovaquia, Estonia, Holanda y Malta.