Público
Público

El voto de castidad no modifica la conducta sexual: estudio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los adolescentes que hacenvotos de castidad hasta el matrimonio no serían más propensosque sus pares a cumplirlos, pero sí menos proclives a tomarprecauciones durante las relaciones sexuales.

Un nuevo estudio, publicado en la revista Pediatrics,comparó a un grupo de adolescentes que pronunciaron sus votosde virginidad con una cohorte que no lo hizo. Ambos teníanorígenes similares.

"Los resultados sugieren que el voto de castidad nomodifica la conducta sexual", concluyó la doctora Janet EliseRosenbaum, de la Johns Hopkins University, en Baltimore.

A menudo, los votos de castidad son parte de los programasde educación sexual centrados en la abstinencia y cientos deiglesias, escuelas y universidades en Estados Unidos los estánpromoviendo.

Pero, según el nuevo estudio, los votos de castidad "nodeberían usarse como una medida de la efectividad de losprogramas de educación sexual centrados en la abstinencia",escribió Rosenbaum.

Para el estudio, Rosenbaum usó datos de una encuestanacional de salud entre adolescentes en Estados Unidos.

Se concentró en 289 adolescentes mayores de 15 años que, en1996, respondieron que habían expresado su voto de castidad ylos comparó con 645 adolescentes que no habían manifestado susvotos de castidad, pero reunían ciertas características clavesimilares al otro grupo, como religión y actitudes generaleshacia el sexo.

Cuando los adolescentes volvieron a responder la encuestacinco años después, el 82 por ciento de los que habían hecho elvoto de castidad negaron haberlo efectuado y no tuvieronconductas sexuales demasiado distintas a los que no se habíancomprometido a practicar la abstinencia sexual.

Alrededor de tres cuartos de los participantes en ambosgrupos respondieron que habían tenido relaciones sexuales ymencionaron haber tenido en promedio tres parejas sexualeshasta ese momento.

Los adolescentes que habían hecho el voto de castidadusaron menos métodos anticonceptivos y preservativos que elresto de los participantes.

Apenas un 24 por ciento, por ejemplo, dijo que "siempre"había usado preservativo en el último año, comparado con el 34por ciento de los que no habían hecho el voto de castidad.

Según Rosenbaum, es posible que la educación sexualcentrada en la abstinencia haga que algunos de los adolescentesque se comprometen a llegar vírgenes al matrimonio duden de laefectividad de los preservativos y de la anticoncepción.

"Los médicos deberían proporcionarles más información sobrelos métodos anticonceptivos a todos los adolescentes, enespecial a aquellos que hacen los votos de castidad" escribióla autora.

FUENTE: Pediatrics, enero del 2009