Publicado: 24.06.2014 13:35 |Actualizado: 24.06.2014 13:35

Wert alerta de las "diferencias" en el coste de tasas entre comunidades

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ministro de Educación, José Ignacio Wert, ha señalado este martes las "enormes diferencias" entre comunidades autónomas a la hora de fijar el coste de las tasas universitarias y ha pedido una "reflexión" al respecto. Durante su comparecencia en el Congreso de los Diputados, Wert ha indicado que el precio medio de un crédito ECTS en una universidad pública ha pasado de 15,34 euros a 18,42 euros endos años. En la actualidad, por tanto, el precio medio de una matrícula (60 créditos) es de 1.105 euros, 85 más que en el curso anterior. El aumento medio en estos dos años ha sido del 20%, pero el margen de maniobra de las comunidades para aumentar el coste de las tasas—una horquilla de entre el 15% y el 25%— ha provocado algunas disparidades. "En Galicia el precio de las tasas no ha aumentado en dos años y es de 11,9 euros, mientras que en Catalunya, donde el coste de las tasas ha crecido un 66%, el  precio alcanza los 33,5 euros", ha ejemplificado el ministro.

Aun así, Wert ha remarcado que este aumento de las tasas universitarias —fruto de la aprobación del Real Decreto 14/2012 que cambió la manera de calcular el precio de los grados— no se ha traducido en una pérdida de alumnos. De hecho, en 2011 había 1.546.000 alumnos universitarios mientras que este curso la cifra ha ascendido a 1.561.000.

El ministro ha anunciado también que el coste de implantación de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) , desde el curso 2014-2015 y el 2016-2017, será de 964 millones de euros, de los que 614 procederán del Fondo Social Europeo. Además, ha señalado que para la "consolidación de la norma", en los tres cursos siguientes el ministerio prevé un coste de 1.200 millones (400 millones por curso), que será cofinanciado por las comunidades autónomas, previo debate en la reunión de Política Fiscal y Financiera. Wert ha anunciado también que el próximo lunes ha convocado a los consejeros de Educación de las comunidades autónomas para informarles sobre la financiación de la ley.

Por otra parte, el ministerio estudia que, de forma "optativa" y "selectiva", las universidades puedan ofertar grados de tres años, en lugar de cuatro, para alinearse con la mayoría de países europeos. En el Plan Bolonia, la mayoría eligió la fórmula de tres años de grado y dos de master, pero España optó por cuatro de grado y uno de master.