Público
Público

Wert recorta las becas para "mejorar el rendimiento de los estudiantes"

El ministro de Educación se jacta de aumentar un 20% el presupuesto para becas. La oposición tacha el anuncio de "tramposo" dado el aumento de la pobreza y la mayor exigencia en los requisitos académicos para recibir una

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ministro de Educación, José Ignacio Wert, ha justificado el cambio en la política de becas, que supone un recorte general de las ayudas, por 'la decidida voluntad del Gobierno de dar impulso a una mejora del rendimiento de los estudiantes universitarios'.

Durante su comparecencia en el Congreso para informar sobre la nueva política de becas, casi un mes después de que el Gobierno aprobase por real decreto una reforma que ha cambiado el diseño de las ayudas al estudio, Wert ha insistido en que 'se van a distribuir cantidades mayores entre gente en la misma situación socioeconómica'. 'No se incluye a gente que antes no podía recibir ayudas. Las familias con menor renta van a recibir cuantías mayores. Se está operando sobre los mismos segmentos sociales y con unas cantidades mayores', ha remarcado el ministro.  'El mayor rendimiento dará lugar a mayor importe económico', ha señalado Wert.

El decreto, desarrollado en la convocatoria de becas para el curso 2013/2014 que publicó el BOE el 19 de agosto [ver pdf, aquí], articula las ayudas en una parte fija y otra variable. La primera incluye 1.500 euros por baja renta, 1.500 euros por cambio de residencia -tomando como referencia la vivienda de miembro de la unidad familiar más cercana al centro docente-, la gratuidad de matrícula y la beca básica (200 euros en Bachillerato). La variable será al menos de 60 euros y dependerá de la nota, la renta y de si hay presupuesto disponible.

El ministro, que ha acudido tanto por iniciativa propia como a petición del Grupo Socialista, ha anunciado a bombo y platillo el aumento en un 20% del presupuesto para becas del curso 2013/14. 'El importe de esta convocatoria es de 1.417,54 millones de euros,de los que 1.327,54 corresponden al presupuesto de 2014. Esta cuantía supone unos 250 millones más y significa el 50% del presupuesto general del ministerio y el 80% del de la secretaría de Estado', ha señalado. Para la oposición, en cambio, se trata de un anuncio 'tramposo' dado que la sociedad española es ahora más pobre que antes y que, para acceder a una ayuda, los alumnos deben llegar ahora al 6,5. Wert sólo ha concedido que 'para mantener el importe de la convocatoria de becas generales, se han sacrificado otras modalidades, algunas parcialmente y otras completamente'.

En la nueva normativa, para acceder a la gratuidad de matrícula, los estudiantes deben contar con una nota media de 5,5 puntos, mientras que para recibir alguna de las ayudas económicas directas tendrán que acreditar que la media es de al menos un 6,5. Los alumnos que abandonen antes de acabar el curso, que no hayan asistido al menos al 80% de las horas lectivas o no hayan superado la mitad de los créditos matriculados, en el caso de la Universidad, tendrán que devolver el dinero. Asimismo, para mantener la beca, los alumnos deberán haber superado en el curso precedente el 100% de los créditos en Artes y Humanidades, Ciencias Sociales y Jurídicas (o el 90% con una media de 6,5) y Ciencias y Ciencias de la Salud (o un 80% con un 6,5). Si cursan Ingeniería o Arquitectura o enseñanzas técnicas tendrán que haber aprobado el 85% de los créditos (o un 65% si la nota media es de 6,5).   

'El 20% de alumnos que acceden al con menos de un 5,5 abandonan en el primer año; menos del 25% se gradúa a tiempo y sólo el 44% llega a graduarse', ha esgrimido el ministro para justificar el aumento al 6,5. Según Wert, el 17% de los que acceden a la universidad con una nota de entrada entre el 5,5 y el 6,5 abandona el primer año y sólo el 54% de ellos llega a graduarse.

El ministro ha explicado que la nueva política de becas busca ser 'más equitativa, más generosa y más eficiente': 'Daremos más a quien menos tiene y más a quien más se esfuerza'. Así, ha dicho, se logrará 'disminuir el abandono escolar temprano'. Una vez más, obviaba el ministro que lo que se gana ampliando el presupuesto se pierde con el aumento de la pobreza y los requisitos académicos.  

En su comparecencia, el ministro de Educación también se ha referido al informe del Consejo de Estado para desmentir que, como asegura el dictamen, 'el presupuesto para becas en el curso 2013/2014 es del orden de 200 millones de euros menos que lo previsto para el curso 2012/2013'. Wert, que ha asegurado desconocer la fuente de esos datos, ha añadido que las observaciones del dictamen son sólo 'de oportunidad' y no de encaje jurídico.