Público
Público

Yale, consternada por plan de demanda peruana sobre piezas incas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Universidad de Yale dijo el lunes que está consternada por los planes del Gobierno peruano de demandarla para recuperar piezas extraídas hace unos 100 años de la ciudad inca de Machu Picchu, el principal atractivo turístico del país sudamericano.

El ejecutivo peruano alega que Yale tiene más de 40.000 objetos, entre cerámica, joyería y restos óseos que el explorador estadounidense Hiram Bingham llevó a los alumnos después de descubrir la antigua ciudadela en 1911.

El fin de semana, el ministro de Trabajo peruano, Jorge Villasante, afirmó que el Gobierno tomaría acciones legales en contra de Yale para que le devuelva las piezas.

"Yale está consternada por una información que menciona que Perú demandará a la universidad para recuperar el material arqueológico legalmente excavado en Machu Picchu por Hiram Bingham III hace unos 100 años", dijo la universidad en un comunicado.

En marzo, un equipo del Instituto Nacional de Cultura de Perú viajó a la universidad estadounidense para realizar un inventario de las piezas, como parte de un acuerdo para repatriar las reliquias.

En septiembre, Yale conversó con el Gobierno peruano para lograr un acuerdo, pero aparentemente el país sudamericano está cansado de esperar.

Perú afirma que los objetos fueron otorgados a Yale en calidad de préstamo por un plazo de 18 meses y ya ha anunciado previamente su intención de demandar a la universidad.

En el momento del descubrimiento de Bingham, Machu Picchu, ahora un gran atractivo turístico de Perú, estaba olvidada y cubierta por una densa vegetación a más de 2.000 metros sobre el nivel del mar.

"Yale continúa pensando que se puede alcanzar un acuerdo que cumpla con los requisitos de ambas partes y el interés público respecto a la conservación, accesibilidad, seguridad y disponibilidad para el estudio académico de la colección", dijo la universidad.

Perú tiene cientos de lugares con restos arqueológicos y ha luchado durante años contra el tráfico de fósiles y antigüedades.

Países como Perú, Grecia y Egipto han demandado a museos de todo el mundo para que les devuelvan sus antiguos tesoros.