Público
Público

Los yihadistas han secuestrado en África a 13 occidentales en un año

Los expertos creen que los terroristas han puesto sus ojos en España y Francia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los cooperantes catalanes secuestrados ayer en Mauritania engrosan una lista compuesta por ciudadanos occidentales que han sido capturados por Al Qaeda en el norte de África en el último año. Con ellos, son 13 las personas europeas o norteamericanas secuestradas en la zona desde 2008. La última, un investigador francés capturado hace tan sólo una semana en el norte de Malí.

Varios expertos relacionaron esta última acción con la retención de los tres cooperantes españoles, según apuntó la agencia francesa AFP. 'Los terroristas se están dirigiendo contra Europa, y en especial contra España y Francia, involucrados en la lucha contra Al Qaeda en el Magreb', apuntó el editor de un semanario mauritano.

Un turista británico fue asesinado tras seis meses de cautiverio

El francés Pierre Camatte, trabajador de una ONG gala, fue secuestrado en un hotel de la localidad malí de Menaka el pasado miércoles. Desde entonces lo buscan numerosos efectivos del país norteafricano con la ayuda de sus colegas argelinos. A raíz del secuestro, el Ministerio de Interior francés desaconsejó a sus ciudadanos viajar a la zona 'dado el incremento del riesgo terrorista'.

La primera acción de estas características se produjo el 22 de febrero de 2008. Al Qaeda para el Magreb Islámico (AQMI) secuestró entonces a dos turistas austriacos Andrea Kloiber y Wolfgang Ebner en Túnez.

La UE advierte de que Al Qaeda 'es la mayor amenaza para Europa'

En ese momento, un portavoz de la organización terrorista justificó las capturas en la cadena Al Jazeera en que 'los turistas buscan placeres en Túnez mientras nuestra gente en Gaza está siendo masacrada por los judíos con el consentimiento de países occidentales'. Ocho meses después, ambos fueron liberados en Malí sin que se conociera el pago de ningún tipo de rescate por parte de las autoridades austriacas.

A finales de ese mismo año, AQMI se responsabilizaba del secuestro de otros dos occidentales en Níger. Uno de ellos era el enviado especial de la ONU para el país africano, el canadiense Robert Fowler. Ambos fueron liberados en abril gracias a las gestiones de las autoridades de Burkina Faso, Mali y Níger.

Un mes después, el 22 de enero, los yihadistas capturaron a otros cuatro turistas. Dos eran suizos, uno británico y otro alemán. Los dos primeros fueron liberados junto al trabajador de la ONU. El turista alemán sigue retenido por Al Qaeda y Edwain Dyer, el británico, fue asesinado en junio. La organización terrorista explicó que decidió matar a Dyer porque las autoridades británicas no liberaron al jeque Abu Qutada condenado por varios asesinatos ni cedieron a pagar por su liberación.

Por otro lado, el coordinador antiterrorista de la UE, Gilles de Kerchove, aseguró ayer que la amenaza terrorista en Europa 'sigue siendo importante' y, además, 'está evolucionando constantemente'. En concreto, la conclusión del máximo responsable contra el terror de la Unión es que Al Qaeda 'sigue siendo la amenaza más importante para Europa'.