Público
Público

Zapatero promete ser leal a un Tratado con el que la UE recupera su ambición

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El jefe del Ejecutivo español, José Luis Rodríguez Zapatero, garantizó hoy que España, que asumirá la Presidencia semestral de la UE el próximo 1 de enero, será "leal" a las instituciones europeas y al Tratado de Lisboa, con el que Europa recupera "la vitalidad, la energía y la ambición".

Zapatero pronunció un discurso en el simbólico acto organizado en Lisboa por el Ejecutivo portugués para conmemorar la puesta en marcha del Tratado, un evento en el que participaron los presidentes de todas las instituciones comunitarias y el Gobierno de España como próxima Presidencia de turno de la Unión.

Junto a la Torre de Belém y a pocos metros del monasterio de los Jerónimos, donde hace casi dos años firmó junto a los otros 26 líderes europeos el Tratado de Lisboa, convocó a todos los socios comunitarios a hacer realidad ese texto para "escribir nuevas etapas que reciban el apoyo firme y convencido de los ciudadanos europeos".

Ellos esperan, recordó Zapatero, que Europa sea una economía fuerte que lidere la innovación, que mantenga el Estado del bienestar social y impulse un proyecto que sea "la gran influencia en el mundo en favor de la paz y el equilibrio internacional"

"A los veintisiete países hermanos, socios y amigos de la UE les convoco desde aquí a la tarea que empieza mañana, una gran tarea por por la que tantos europeos durante tantas generaciones han dado lo mejor de si mismos", manifestó.

Zapatero garantizó que España, "país europeísta, solidario y agradecido con Europa" por el progreso que ha experimentado desde su adhesión, añadió, será leal al Tratado y a las instituciones comunitarias durante el primer semestre de 2010.

En este contexto, aseguró al primer presidente estable del Consejo Europeo, Herman Von Rompuy, presente en el acto, que contará con el apoyo de los veintisiete jefes de Estado y de Gobierno para avanzar en el "hermoso ideal" que representa la UE, "el proyecto histórico más ambicioso desde el nacimiento del Estado y la democracia que ha conocido la civilización".

El presidente del Gobierno español elogió la apuesta de Europa por la democracia, paz, el multilateralismo y la igualdad y recordó que se trata además del continente que más recursos destina a la ayuda al desarrollo: "esos son los grandes ideales europeos, los que hoy renovamos" con la entrada en vigor del Tratado de Lisboa.

Zapatero calificó de brillante el trabajo que realizó en 2007 el primer ministro portugués, José Sócrates, para que se firmara el Tratado y felicitó al primer ministro sueco, Fredrik Reinfeldt, por haber conseguido que el presidente estable del Consejo y la Alta Representante para la Política Exterior, los dos nuevos cargos que crea el texto, fueran elegidos "a la primera y por unanimidad".

España será la primera presidencia rotatoria de la UE que se rija por el Tratado de Lisboa y Zapatero será el primer presidente de turno que tenga que coordinar su actividad con la figura del presidente estable del Consejo.

Zapatero se ha entrevistado ya con la mayoría de los socios comunitarios para preparar su Presidencia y mañana se reunirá en Madrid con la Alta Representante para la Política Exterior, Catherine Ashton.