Público
Público

Zapatero rechaza la comparación con Irlanda

El Ejecutivo sale en defensa de la solvencia española

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del Gobierno aseguró ayer que la realidad de España e Irlanda no es 'comparable', según apuntó el secretario de organización del PSOE, Marcelino Iglesias, al término de la reunión celebrada por la ejecutiva socialista, en la que se abordó la crisis de Irlanda y el rescate anunciado por la Unión Europea. Zapatero apeló a la solvencia del sistema financiero español como contrapunto de fortaleza frente al talón de Aquiles de Irlanda y recordó los buenos resultados de las pruebas de resistencia realizadas hace unos meses sobre bancos y cajas españolas para conjurar el fantasma de la contaminación irlandesa.

El jefe del Ejecutivo unió a esta garantía el aval de órganos reguladores como el Banco de España para tranquilizar a la dirección socialista. Zapatero subrayó que la deuda española está 20 puntos por debajo de la media europea y aseguró que la batalla contra el déficit público arrojará los resultados que prevé el Gobierno con el fin de situarse en el 3% en 2013.

Salgado cree que el plan de ajuste se cumple 'al pie de la letra'

Con mucha más carga crítica, el número dos del PSOE y titular de Fomento, José Blanco, advirtió de que el PP defiende las mismas recetas neoliberales que han llevado a Irlanda a una situación 'crítica': 'bajada de impuestos, recortes del gasto público, liberalización de la economía y desregularización, escribió Blanco en su blog.

Gran parte del Ejecutivo salió ayer en tromba para defender la solvencia española y rescatar a España de las odiosas comparaciones con Irlanda. La vicepresidenta económica, Elena Salgado aseguró en declaraciones a RNE que España está cumpliendo el plan de ajuste 'al pie de la letra'. En este sentido se expresó también el secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, que reconoció que con las cuentas públicas, 'España no puede relajarse ni ir más despacio'. 'Si hacemos lo que hemos dicho que íbamos a hacer, probablemente sortearemos las turbulencias, que seguirá habiendo seguro', matizó el responsable de Hacienda a Europa Press. Ocaña también incidió en que reformas como la de las pensiones aportarían credibilidad a las finanzas españolas.

De reformas también habló el ministro de Industria, Miguel Sebastián, en una breve presentación a inversores extranjeros, en la que intentó transmitir las principales virtudes y retos de la economía española. Sebastián remarcó las ventajas de las recientes reformas adoptadas como la laboral, que supone 'una reducción del coste del despido de 45 a 33 días'. También salió al rescate de España el ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui, que asumió que nada garantiza que la 'histeria' de los mercados no vuelva en los próximos meses.

Hacienda dice que España no se puede 'relajar' en el recorte del déficit

Algunas voces se mostraron ayer alarmadas por el problema de credibilidad al que se enfrenta España. El más negativo fue el lobby empresarial Círculo de Empresarios, de la mano de su presidente, Claudio Boada, que aseguró que España pierde credibilidad 'de forma acelerada'. Boada pidió que se sustentara con medidas las afirmaciones de que España no es como Irlanda, Grecia o Portugal, y aseguró que 'las empresas y los empresarios son los que nos pueden sacar de la crisis'.