Público
Público

Zapatero reclamará ante la ONU más equidad en la reducción de emisiones contaminantes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, viaja hoy a Nueva York para participar en la Reunión de Alto Nivel sobre el Cambio Climático organizada por la ONU, donde presentará la estrategia española contra el calentamiento global y defenderá más equidad en el esfuerzo común de reducir las emisiones contaminantes.

La reunión tendrá lugar mañana y Zapatero deberá cumplir con una apretada agenda, con entrevistas con el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, con el presidente de Bolivia, Evo Morales, y con el primer ministro turco, Recep Tayip Erdogan.

Aunque en un principio Zapatero iba a copresidir una de las cuatro sesiones en las que se dividirá la Reunión de Alto Nivel, según informaron a Efe fuentes del Ejecutivo finalmente ha decidido ceder ese puesto a cambio de asistir a la cena de trabajo que ofrecerá Ban Ki-monn a varios jefes de Estado y de Gobierno.

Según explicaron las fuentes, Naciones Unidas consideró que España tendría un papel demasiado relevante en comparación con otros países si actuaba de copresidente y participaba en la cena y el Gobierno se ha decantado por la segunda opción, al estimar que será una cita fundamental para preparar las futuras reuniones sobre el cambio climático.

Así, a pesar de que no está previsto ningún encuentro bilateral con el presidente de Estados Unidos, George Bush, es previsible que ambos compartan mantel en Naciones Unidas.

A la Reunión de Alto Nivel, convocada por Ban para sentar las bases de los compromisos que deberán suceder al Protocolo de Kioto (que concluye en 2012), está previsto que asistan 150 países y que alrededor de 80 de ellos estén representados por sus jefes de Estado y de Gobierno.

A pesar de que España es el país europeo más incumplidor de los objetivos de Kioto, Zapatero podrá presentar una cifra esperanzadora, pues el año pasado se redujeron por primera vez las emisiones de gases de efecto invernadero.

El principal argumento de España frente a su mala posición es que su contaminación per cápita es inferior a la de otros países industrializados; es la octava potencia económica y ocupa el puesto 23 entre los países desarrollados en emisiones.

Zapatero abogará así por "repartir mejor" el esfuerzo y fijar como objetivo que todos los países converjan en unos niveles similares de emisiones por habitante.

Desde el Ejecutivo se considera que la reunión es "crucial" para preparar la Conferencia sobre el Cambio Climático prevista para diciembre en Bali (Indonesia).

Zapatero intervendrá en la sesión que iba a copresidir, dedicada a la "adaptación" a los efectos del cambio climático, y expondrá la Estrategia de cambio climático y energía limpia aprobada por un Consejo de Ministros monográfico el pasado mes de julio.

Presentará el calentamiento global como una amenaza "real y cercana" y destacará además la especial vulnerabilidad de España, donde los efectos del cambio climático pueden duplicar las previsiones calculadas para el conjunto del planeta, con un incremento de la temperatura media de entre 4 y 8 grados y grave riesgo de desertización.

Al margen de esta reunión, Zapatero se reunirá el lunes en Naciones Unidas con el presidente de Bolivia, Evo Morales.

La cooperación y la situación de las empresas españolas en el país latinoamericanos serán dos de los ejes de la entrevista, según las fuentes del Ejecutivo.

Con el secretario general de la ONU hablará de la Alianza de Civilizaciones, cuyo primer foro se celebrará en España en enero.

Será la tercera reunión de Zapatero y Ban y es previsible que ambos analicen además la contribución española a la ONU y la candidatura del actual director general de Calidad y Evaluación Ambiental del Ministerio de Medio Ambiente, Jaime Alejandre, al puesto de director adjunto del Programa de la ONU para el Medio Ambiente (PNUMA).

La Alianza de Civilizaciones será también uno de los puntos principales de la reunión con el primer ministro turco, uno de los pilares de esta iniciativa que Zapatero lanzó en septiembre de 2004 ante la Asamblea General de la ONU.