Publicado: 10.02.2012 18:58 |Actualizado: 10.02.2012 18:58

El agua más antigua de la Tierra, en manos de Putin

El primer ministro ruso recibe la primera muestra del lago Vostok, sellado durante millones de años bajo kilómetros de hielo en la Antártida

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Putin necesitaba una victoria y ya la tiene entre sus manos. Después de los fracasos del programa espacial, el primer ministro reclamaba un éxito para sacar pecho del poderío científico ruso. Y el trofeo, en forma de cápsula del tiempo, ya luce en sus vitrinas. Se trata de la primera muestra de agua extraída del enigmático lago Vostok de la Antártida, alcanzado el pasado domingo por un total de 33 investigadores rusos.

La muestra encapsulada, que le entregó el ministro de Recursos Naturales, Yuri Trutnev, lleva grabada una inscripción que alude a los datos claves del hallazgo: "Lago Vostok, más de un millón de años de antigüedad, profundidad 3.769 metros, 5 de diciembre de 2011, Antártida".

Al ver la muestra, Putin preguntó a su ministro si había bebido un trago de ese agua arcaica, a lo que Trutnev contestó con un no. "Habría sido interesante", respondió jocoso Putin, "que hubieran bebido de ese agua los dinosaurios y un miembro del Gobierno ruso", según recoge la agencia RIA Novosti. El líquido amarillento que contiene el matraz puede contener claves de la vida en otros planetas helados y también en la Tierra, ya que lleva aislada desde hace más de 15 millones de años, sellada bajo una tapadera de hielo kilométrica.