Público
Público

Alerta en El Hierro por una nueva oleada de seísmos

Los expertos descartan una erupción inminente por su profundidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Hierro vuelve a temblar. La isla había conseguido vivir en relativa calma desde la pasada semana, cuando una erupción volcánica alivió la tierra de los más de 10.000 terremotos que ha sufrido la isla desde el mes de julio. Sin embargo, la sismicidad ha vuelto a aumentar en los últimos días y sufrió su punto más alto este domingo, cuando los herreños pudieron notar dos terremotos de 3,9 grados de magnitud, los mayores desde que se registró la erupción, y otros tres de 3,2. Al cierre de esta edición, la tierra había temblado más de 40 veces en El Hierro sólo durante la jornada de este domingo. Y el sábado se registraron otros 62 seísmos.

Según informaron fuentes del Gobierno de Canarias, la sismicidad se está desplazando hacia el norte. El primer terremoto de 3,9 grados se produjo a las 7.46 de la mañana y en el mar, a 22 kilómetros de profundidad. El segundo se produjo a la misma distancia, y a la misma profundidad, a las 13.05 de la tarde.

Los científicos barajan 'todo tipo de escenarios', según confirmaron este domingo fuentes del Cabildo de El Hierro. Eso significa que la sismicidad puede disminuir, pero también que puede provocar una nueva erupción, 'situada, con mayor probabilidad, en el mar', según una nota difundida este domingo por el Gobierno de Canarias. Además, mientras la deformación de la isla está disminuyendo al sur, donde se produjo la erupción volcánica, está comenzando a aumentar en el norte.

Los miembros del comité de emergencias (Pevolca) se reunieron de urgencia en la tarde de este domingo. Tras estudiar la situación, el director del Pevolca, Juan Manuel Santana, explicó a los medios que la profundidad de los terremotos 'mayor de 20 kilómetros, no hace predecible una erupción inminente'. Fuentes del Cabildo confirman que, por ahora, no se descarta ninguna medida relacionada con la población, en particular en Valverde y Frontera, donde se sintieron los últimos seísmos. Sin embargo, Santana quiso tranquilizar a los herreños destacando que los seísmos se producen entre la corteza y el manto. 'Sería más significativo si se dieran en la corteza', entre los ocho y diez kilómetros de profundidad, explicó.

Por otra parte, y respecto a la mancha provocada por el volcán submarino frente a la localidad de La Restinga, las autoridades confirmaron este domingo que ya se ha extendido a toda la zona del Golfo. El volcán está a 200 metros de la superficie y se eleva 100 metros.