Público
Público

El fin de la 'barra libre' en el móvil

Operadoras de EEUU y Reino Unido anuncian la cancelación de sus planes de navegación ilimitada para móviles con el objetivo de evitar un "colapso de la red"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cuando un usuario de móvil con una tarifa plana de datos ve un vídeo de YouTube, su acción utiliza tanta capacidad de red como medio millón de mensajes de texto enviados simultáneamente. En España, según Nielsen, un 23% de los clientes de telefonía móvil es propietario de un smartphone, los dispositivos con funciones avanzadas y especialmente diseñados para navegar por Internet. Buena parte de esos usuarios tiene contratada una tarifa plana de datos con su operadora que le permite navegar y descargar archivos. Pero, ¿qué pasaría si todos los clientes utilizasen la capacidad máxima de descarga?

Operadoras de países como EEUU y Reino Unido aseguran que no se trata de una situación sostenible. La compañía de telefonía móvil O2, filial británica de Telefónica, ha sido la última en anunciar que dejará de ofrecer tarifa ilimitada de descarga de datos a sus nuevos clientes. Con anterioridad, ya lo habían comunicado AT&T y Vodafone. La decisión de estas operadoras está motivada por la proliferación de los smartphones, que va acompañada de un consumo creciente de datos. Según O2, un 0,1% de sus usuarios de estos terminales consume un 36% del total de datos transferidos por la compañía.

O2 ha sido la última en anunciar que dejará de ofrecer tarifa plana de datos

El lanzamiento del iPhone 4 promete además multiplicar el consumo de unas redes que, según algunas operadoras, duplican su tráfico cada cuatro meses. 'El iPhone 4 va a ser el mayor devorador de datos en las redes móviles', augura el director de Adslzone.net, Javier Sanz. Si ese 0,1% de clientes de O2 creciera, la red podría congestionarse, impidiendo la navegación al resto. 'Nadie ha diseñado las celdas de telefonía móvil para que haya 500.000 usuarios en cada una. El diseño de redes se hace previendo un número de usuarios en cada celda y un consumo de recursos de red por cada uno de ellos', explica el director de la cuenta de Telefónica en Nokia Siemens Network, Pedro José Hernández.

Hernández defiende que, una vez que las operadoras han resuelto el problema de la congestión de sus redes, empieza el de la tarificación a los usuarios. Su compañía ha trabajado para O2 optimizando su red móvil. Por ello, distingue entre los problemas de red que tuvo O2 en meses anteriores (y que, según sus palabras, ya se han solucionado) y el anuncio de suprimir las tarifas de datos ilimitadas. 'O2 tiene que conseguir rentabilizar sus inversiones y, por tanto, tiene que cobrar más a los clientes que hacen un mayor uso de los recursos en los que ha invertido. Eso es lo que hay detrás de los distintos bloques de precios', dice.

Las operadoras españolas aseguran que no ocurrirá 'por el momento'

Los paquetes de tarificación son una forma de controlar y rentabilizar el tráfico de las redes móviles por parte de las operadoras. Fuentes de Movistar, Vodafone y Orange rechazan que las medidas anunciadas en otros países vayan a tener un reflejo nacional más restrictivo. 'En España, por el momento, las tarifas que ofrecemos son las más convenientes para este mercado y no nos planteamos cambiarlas', explican fuentes de Movistar, que cuenta con unos tres millones de clientes de esta tarifa plana.

Vodafone, por su parte, añade que una situación similar a la de AT&T, O2 o Vodafone en otros países no podría darse en España. 'El modelo español incluye una tarifa de datos en la que, llegado a un determinado nivel, la velocidad se ralentiza. No es una descarga de datos totalmente ilimitada'. Fuentes de Orange España añaden que su compañía 'no contempla actualmente' una medida como la que, según The Guardian, va a anunciar en las próximas semanas en Reino Unido, sumándose a O2. 'En España hay una apuesta estratégica clara enfocada en la popularización del uso de Internet móvil a través de tarifas de uso ilimitado', añaden.

'Si no se discrimina el tráfico no habrá problemas', dice Dans

La única opción más restrictiva en España que las actuales tarifas planas sería cobrar por el exceso de tráfico que superase los MB contratados, si bien esta opción no se plantea positiva para las operadoras. 'El mercado español ha llegado a las tarifas planas por consenso y competitividad, para incentivar la demanda', explica el profesor del Instituto de Empresa Enrique Dans. Si casi uno de cada cuatro propietarios de un móvil tiene un smartphone, la contratación de tarifas planas con límites de velocidad se plantea como un mercado de gran potencial. A ello habría que sumar que, según estimaciones de Gartner, las ventas de smartphones aumentarán un 33% este año.

Para Dans, las tarifas por bloques son aceptables si el mercado lo consiente, pero introduce un nuevo elemento planteado por las operadoras ya en las redes fijas, el de la neutralidad de la red. 'Si no se discrimina el tráfico en función de las páginas o servicios a los que desea acceder el usuario, no habrá problemas'. El profesor explica que las operadoras tratan de recuperar el discurso del gratis total para obtener nuevas fuentes de ingresos por parte de las compañías que operan en Internet. 'Nadie cree en el gratis total. Los usuarios pagamos por unos servicios. Si las operadoras quieren cobrar más por sus tarifas planas pueden hacerlo, pero lo que no pueden es decidir por qué sitios se va a navegar más rápido', añade.

Con respecto a una posible apertura total de las tarifas planas, sin límites de descarga ni de velocidad, el director de Adslzone.net se muestra tajante: 'En España existe el temor a que un porcentaje de usuarios muy pequeño haga un uso intensivo de la red y pueda llegar a colapsarla'.