Publicado: 15.03.2016 16:59 |Actualizado: 15.03.2016 16:59

El británico Andrew J. Wiles gana el premio Abel, el 'Nobel' de las matemáticas

Su demostración del último teorema de Fermat en 1994, que rompió la cabeza a los matemáticos durante más de tres siglos, ha sido calificada de "impresionante" por la Academia Noruega de Ciencias y Letras.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El británico Andrew J. Wiles gana el premio Abel, el 'Nobel' de las matemáticas

El británico Andrew J. Wiles gana el premio Abel, el 'Nobel' de las matemáticas

El británico Andrew J. Wiles ha sido distinguido hoy con el premio Abel, considerado el "Nobel de las matemáticas", por su demostración del último teorema de Fermat, que rompió la cabeza a los matemáticos durante más de tres siglos. La Academia Noruega de Ciencias y Letras calificó en su fallo de "impresionante" la demostración de Wiles, realizada en 1994.

Ese teorema, formulado tres siglos atrás por el matemático francés Pierre de Fermat, estaba considerado hasta la solución de Wiles el problema sin resolver más famoso en la historia de las matemáticas. El enunciado del teorema es muy sencillo y dice que para la ecuación a elevado a la n más b elevado a la n es igual a c elevado a la n no hay solución en números enteros si n es mayor que 2.

Pierre Fermat dejó escrita esa conjetura en el margen de un ejemplar de los Elementos de Euclides y agregó que tenía una demostración maravillosa pero no espacio suficiente para escribirla. Sin embargo, se considera imposible que la demostración encontrada por Wiles sea la que se planteo Fermat -si es que realmente se planteó alguna, lo que ha sido puesto en duda- ya que para llegar a ella hecho mano de desarrollos matemáticos muy posteriores.



La historia de la demostración, y de los dolores de cabeza que le produjo la conjetura de Fermat a generaciones de matemáticos, ha sido resumida por Simon Singh en su libro "El último teorema de Fermat". Wiles partió de un hallazgo anterior que mostraba que si la llamada conjetura de Taniyama -que dice que toda ecuación elíptica tiene que ser modular- era falsa entonces también tenía ser que ser falso el teorema de Fermat.

El camino de Wiles, entonces, fue demostrar la conjetura de Taniyama -que llegó a plantearse sólo en el siglo XX por lo que Fermat no pudo tener constancia de ella- y así, dando un rodeo, resolver de paso el problema que había dejado planteado Fermat. La demostración del teorema de Fermat fue el punto cumbre de la carrera de Wiles (Cambridge, 1953), que se formó en las universidades de Oxford y Cambridge y amplió luego estudios en Estados Unidos y en Francia.

Tras varias estancias en el extranjero, Wiles volvió a Oxford en 2011 en calidad de profesor investigador de la Royal Society. El galardón, que está dotado con 6 millones de coronas noruegas (600.000 euros, 700.000 dólares), le será entregado el 24 de mayo en una ceremonia en Oslo.

El premio Abel se denomina así en recuerdo del matemático noruego Niels Henrik Abel (1802-1829), y fue establecido por el Parlamento noruego en 2002. El Comité Abel, compuesto por cinco matemáticos reconocidos internacionalmente, es el encargado de elegir cada año al ganador.