Público
Público

China replica a la UE que su compromiso contra el cambio climático es "serio"

Barroso pide el agigante asiático que ofrezca una reducción de emisiones mayor

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El primer ministro chino, Wen Jiabao, replicó hoy ante los líderes europeos, tras las peticiones de la Unión Europea (UE) de que China intente ir más allá de la oferta de reducción de emisiones que anunció la semana pasada, que el compromiso anunciado por su país es 'serio y solemne'.

Las palabras de Wen añadieron tensión en la cara del presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durão Barroso, que, tanto en su encuentro informal preparatorio de anoche como esta mañana en la 12ª cumbre China-UE, pidió a China, 'como a todos nuestros interlocutores', que ofrezca una reducción de emisiones mayor.

'Todo el mundo tiene siempre una buena razón para no hacer más'

'Todo el mundo tiene siempre una buena razón para no hacer más, pero al final, si sólo nos concentramos en esas razones, no tendremos éxito' en evitar que un calentamiento mundial por encima de los dos grados centígrados, que tendría 'consecuencias peligrosas, tal vez catastróficas' para el mundo, dijo Barroso hoy.

Wen respondió que 'China se toma la lucha contra el cambio climático muy en serio', y que sus planes recién anunciados están basados en estudios de viabilidad y en una planificación 'científica y consistente con la realidad'.

Pekín ofreció la pasada semana, de cara a la cumbre de Copenhague sobre cambio climático (7 al 18 de diciembre), una reducción de entre el 40 y el 45% de su intensidad de carbono para 2020 (emisión de dióxido de carbono por unidad de PIB) respecto de sus niveles de 2005.

De esta manera China puso compromiso concreto sobre la mesa, aunque vinculando sus emisiones a su desarrollo económico.

Un día antes, EEUU anunció que recortaría sus emisiones para 2010 en un 17% respecto de su nivel de 2005, mientras la UE ofreció reducirlas en hasta un 30% para 2020 respecto de sus cifras de 1990, si finalmente se alcanza un acuerdo.

'China todavía es un país en desarrollo, y está en plena fase de industrialización', justificó Wen, cuyo país, con 1.300 millones de habitantes, es el más contaminante del planeta junto con EEUU.

Con todo, recordó, 'las emisiones chinas per cápita están, de lejos, por debajo de las de muchos países desarrollados'. Aun así, aseguró que China cumplirá con los objetivos que promete, y 'lo que decimos lo respaldaremos con acciones'.

'China todavía es un país en desarrollo, y está en plena fase de industrialización'

Eso sí, recordó que 'el principio de diferentes responsabilidades' a la hora de afrontar el reparto internacional de recortes de emisiones, que China defiende junto con otros países emergentes como Brasil, India y Sudáfrica, 'debe ser admitido por todos los países'.

'Esa es la verdadera clave del éxito de la cumbre', aseguró Wen, por lo que, tras las peticiones de la UE, dijo que China espera que los Veintisiete muestren 'sinceridad política' y 'recorten sustancialmente sus propias emisiones, para dar ejemplo entre los demás países desarrollados'.

Por su parte, el primer ministro de Suecia, que ostenta la presidencia de turno de la UE, Fredrick Reinfeldt, reconoció hoy ante Wen que no se puede resolver el problema del cambio climático 'sin la responsabilidad y el liderazgo de China', aunque coincidió con Barroso en que todavía es necesario 'hacer algo más'.

Por último, Wen también señaló que las economías avanzadas, como la UE, deberían hacer más fácil para los países en desarrollo el acceso a la financiación y la tecnología necesaria para que puedan aplicar hábitos más sostenibles y puedan reducir sus emisiones, e indicó que China y la UE deben colaborar más en energías renovables.