Publicado: 31.12.2015 18:33 |Actualizado: 31.12.2015 18:33

El científico que 'sobrevoló' Plutón y la jefa de la ONU en cambio climático, entre los líderes de la ciencia en 2015

'Nature' publica su ranking de las 10 personalidades que han cambiado la ciencia a lo largo de este año.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
Alan Stern. NASA

Alan Stern. NASA

MADRID.- La prestigiosa revista científica 'Nature' ha hecho público su ranking de las 10 personalidades que han cambiado la ciencia a lo largo de 2015 en diferentes especialidades.

Entre los elegidos destaca Alan Stern, el científico planetario de la NASA, investigador principal de la misión New Horizons, que en el mes de julio se convirtió en la primera sonda en visitar Plutón. La nave pasó a sólo 12.504 kilómetros por encima de la superficie del planeta enano, consiguiendo imágenes y datos científicos, así como acaparar muchos titulares alrededor del mundo.




Otro de los personajes destacados es Christiana Figueres, a quien la publicación la define como "la tutora del cambio climático". Así, destaca que esta ha sido la líder de la convención sobre el clima de las Naciones Unidas, celebrado en París, consiguiendo que 135 países se pongan de acuerdo en las medidas a tomar para reducir las emisiones.

'Nature' apunta que Figueres, de origen costarricense, ha pasado cinco largos años viajando por el mundo para conseguir apoyo entre los ambientalistas, empresas y gobiernos y que éstos se comprometieran a mantener el calentamiento global por debajo de los 2°C.

Por su parte, Junjiu Huang es un biólogo chino que generado un debate global tras un experimento para modificar los genes de embriones humanos. En el mes de abril, Huang y su equipo presentaron una procedimiento que permite alterar ADN en secuencias específicas. "Quiero editar los genes de embriones que puedan tener problemas relacionados con el cáncer o la diabetes", declaró a la revista. En su investigación utilizó "embriones sobrantes de clínicas de fertilidad que no habían podido progresar a un nacimiento vivo".

También ha sido importante en 2015 el trabajo de Zhenan Bao, una ingeniera química que, tras desarrollar numerosos materiales ha logrado desarrollar un parche delgado, casi ingrávido y hecho de nanotubos de carbono, que se une a la muñeca como un esparadrapo y monitorea el ritmo cardíaco del usuario.

Además, sus diminutos sensores le permiten actuar como piel artificial detectando el tacto y cuenta, incluso con estructuras similares a pelos para parecerse más a la realidad. 'Nature' dice de ella que ha sido capaz de trasladar la complicada ingeniería de materiales al ser humano.

Entre los rostros que han cambiado la ciencia este años, también se encuentra Ali Akbar Salehi, el jefe de la Organización de Energía Atómica de Irán, quien el 14 de julio protagonizó la firma de un acuerdo con seis potencias mundiales para limitar el desarrollo nuclear del país, a cambio de que se levantaran las sanciones internacionales de comercio. Si el acuerdo se aplica con éxito se podrían aliviar años de tensión con Irán por la construcción de armas nucleares.

Muy diferente ha sido el trabajo de Joan Schmelz, física y presidenta del Comité de la Sociedad Astronómica Americana sobre la Condición de la Mujer en Astronomía, ha iniciado un proyecto para escuchar y ayudar a las mujeres astrónomas que sufren acoso sexual.

Gracias a su iniciativa, cuatro mujeres presentaron denuncias y su decisión provocó la renuncia de Geoff Marcy, un cazador de exoplanetas de la Universidad de California. La publicación tacha este suceso como "uno de los más dramáticos en una cadena de la igualdad de género" en el mundo de la ciencia.

'Nature' reconoce también a un genetista, David Reich, que ha demostrado que es posible explorar la historia humana por la alimentación a través de genomas antiguos en masa. Gracias a su descubrimiento, se han revelado algunas migraciones masivas, la propagación de la agricultura o las raíces de los idiomas, entre otros.

Por su parte, el investigador ruso Mikhail Eremets ha logrado entender cómo se comportan los materiales a presiones cercanas a las del núcleo de la Tierra, recreando la condiciones apretando diminutas muestras entre las puntas de dos diamantes 'yunques'. "Estos experimentos han sido laboriosos y repetitivos, con resultados que nunca preocuparon al comité de los Nobel", denuncia la revista científica.

Mientras, la bióloga Christina Smolke ha logrado diseñar una cepa de levadura capaz de producir opiáceos. Estos potentes medicamentos analgésicos son cruciales en la medicina y se forman exclusivamente a partir de cultivos de amapola de opio que pueden tener rendimientos impredecibles. Hasta ahora, los científicos habían buscando métodos estables de producción, pero se enfrentaron a un obstáculo desalentador: nadie había sido capaz de identificar una enzima que convirtiera la reticulina --un componente químico de la morfina y otros narcóticos-- de una forma a otra.

Finalmente, 'Nature' destaca al psicólogo Brian Nosek, que ha replicado cien estudios de psicología para comprobar que han sido realizados de forma correcta sin la influencia de los prejuicios de sus autores. Curiosamente, los resultados de 61 de ellos no pudieron replicarse. El trabajo de Brian Nosek pretende mejorar la metodología de sus colegas investigadores.