Público
Público

El creador de la cigüeña del siglo XXI

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Hay avances científicos en la historia que cambian el devenir de las personas. El de Robert Edwards fue sin duda uno de ellos. La prueba está viva en cada uno de los cuatro millones de niños que han nacido en el mundo gracias al desarrollo de la fecundación in vitro.

El 25 de julio de 1978 marcó el principio de la reproducción asistida. Louise Brown nacía en Inglaterra como resultado del empeño científico de Bob así le llamamos sus compañeros, amigos y siempre seguidores. No le faltaron trabas en el camino: las cuestiones éticas y religiosas de la vieja Europa de los años setenta pesaban más de lo que cualquier científico hoy en día podría esperar. Fueron años de perseverancia, estudio y sobre todo una ilusión: la de cumplir el sueño de las parejas a las que la naturaleza les dijo: 'Vosotros nunca seréis padres'.

Aunque durante años había perfeccionado mucho los métodos de cultivo in vitro de embriones, el doctor Edwards necesitó unirse al doctor Steptoe para conseguir óvulos humanos e intentar reproducir en una probeta los primeros estadios de la vida humana.

Inicialmente, el método solucionó la esterilidad por causa tubárica, pero hoy se ha convertido en el tratamiento de la esterilidad más universal. Además, ha sido el pilar para el desarrollo de otras técnicas médicas que evitan la trasmisión de enfermedades hereditarias y permiten la preservación de la fertilidad.

Hace unos años leí en un afamado diario inglés que Robert Edwards era el número 26 de los 100 genios vivos del mundo. Tras este premio no nos queda más que alegrarnos de que le haya llegado en vida y entristecernos porque no lo pueda celebrar cómo se merece por la demora con la que recibe este galardón. Felicidades Bob, en IVI estamos muy orgullosos de que formes parte de nuestro Instituto Universitario y en la Universidad de Valencia de que seas miembro del claustro de profesores. Eres el ejemplo vivo de la medicina reproductiva.