Público
Público

Desaparece la mancha de gasóleo en la costa de Tarragona

Desactivado el plan de contingencias por contaminación marina

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los equipos de Salvamento Marítimo han confirmado la disolución de la mancha de gasóleo que apareció este lunes en la costa de Tarragona (cerca de la playa de La Pineda) y han desactivado el Plan Nacional de Contingencias por Contaminación Marina. El vertido en aguas del Puerto de Tarragona llegó a formar una gran mancha que ha remitido hasta desaparecer gracias a las tareas de los efectivos de Salvamento Marítimo y Protección Civil, así como por la dispersión de la sustancia en el agua.

Capitanía Marítima de Tarragona ha dado por concluida la incidencia tras dos inspecciones aéreas a las 9.30 horas y a las 10.15 horas en las que no ha detectado restos del vertido ni en la costa ni en las playas, según ha informado en un comunicado. Las lluvias caídas durante toda la noche han ayudado a dispersar el vertido, cuya responsabilidad se está investigando. La empresa Asfaltos Españoles S.A. (Asesa) se responsabilizó ayer de un vertido interior en el puerto, producido por un error en una operación rutinaria de limpieza tras un proceso de carga, pero no así de una gran mancha detectada en el exterior de los diques portuarios.

'Además del confinamiento y la limpieza de las manchas, estamos tomando muestras y datos para redactar el expediente informativo, definir si son dos vertidos diferentes y si habrá que exigir responabilidades a la empresa', ha explicado la subdelegada del Gobierno en Tarragona, Teresa Pallarès.

En la tarde-noche del lunes todas las dotaciones marítimas y aéreas de seguimiento y limpieza de Salvamento Marítimo en el área de Tarragona trabajaban para disolver dos manchas de hidrocarburos 'muy licuados' fuera del Puerto de Tarragona, de aproximadamente 15 y tres hectáreas, así como otra mancha en el interior del puerto que inicialmente se extendía en otras 14 hectáreas y que prácticamente lograron limpiar por medios mecánicos de absorción y batida.

Las dos manchas en mar abierto eran fragmentos más pequeños de la avistada a primera hora de la mañana del lunes por el helicóptero de Salvamento Marítimo con base en Reus, que afectaba a casi 146 hectáreas (1.400 por 1.040 metros), aunque no de modo uniforme. Según el capitán marítimo de Tarragona, Fernando Collado, la cantidad vertida se estima 'en un mínimo de 115 litros y un máximo de 1.100'.