Publicado: 09.05.2015 12:27 |Actualizado: 09.05.2015 12:27

Extraen de Ötzi las muestras más antiguas de glóbulos rojos

El hombre de hielo ha sido objeto de un intenso escrutinio desde que se halló incrustado en un glaciar alpino en 1991, y se cree que murió hace aproximadamente 5.300 años.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
Extraen de Ötzi las muestras más antiguas de glóbulos rojos. /HO NEW-REUTERS

Extraen de Ötzi las muestras más antiguas de glóbulos rojos. /HO NEW-REUTERS

Un nuevo estudio de Ötzi, el popular cadáver de hace miles de años encontrado en un glaciar de los Alpes, ha revelado las muestras más antiguas conocidas de globulos rojos de la sangre.

En un estudio cargado en el Journal of the Royal Society Interface, un equipo de investigadores de la Academia Europea de Bolzano (EURAC), el Instituto de Momias y el Hombre de Hielo en Bolzano, Italia, explican su hallazgo y por qué ahora creen que Ötzi murió muy rápidamente.

El hombre de hielo ha sido objeto de un intenso escrutinio desde que se halló incrustado en un glaciar alpino en 1991, y se cree que murió hace aproximadamente 5.300 años. Los intentos para encontrar ejemplos de glóbulos rojos en su cuperpo han fracasado en el pasado, pero en este nuevo esfuerzo, los investigadores utilizaron una nueva técnica de sonda de tamaño nanométrico que se movían muy lentamente sobre las partes del cuerpo momificado que habían sufrido heridas, permitiendo abrir cortes.



Al moverse, la sonda permite la captura de imágenes 3D que revelaron la clara forma de rosquilla clara de las células rojas de la sangre

Al moverse, la sonda permite la captura de imágenes 3D que revelaron la clara forma de rosquilla clara de las células rojas de la sangre. Para confirmar que las imágenes que veían representaban glóbulos rojos reales, el equipo aplicó un láser en el mismo material y leyó las longitudes de onda que se reflejaron, avalando que la composición molecular del material corresponde al de las células rojas de la sangre, un hallazgo que se considera como el ejemplo más antiguo conservado de un glóbulo rojo.

Los científicos creen que el hombre de hielo tenía aproximadamente 46 años de edad cuando murió; otras investigaciones han llevado al descubrimiento de que sufría de una variedad de enfermedades y lesiones y que su piel estaba decorada con muchos tatuajes, la mayoría de los cuales se cree que se le aplicaron como medios para aliviar el dolor articular, posiblemente debido a la artritis y la inflamación causada por la enfermedad de Lyme.

Además, mediante el uso de la espectroscopia Raman, los investigadores encontraron restos de fibrina, un agente de coagulación del cuerpo después de que ocurre una lesión, lo que sugiere fuertemente que el Hombre de Hielo murió poco después de ser herido. Debido a que la fribrina todavía estaba presente cerca de la herida del hombre de hielo, se concluye que murió poco después de que sufriera, probablemente, un golpe en la cabeza.