Publicado: 20.10.2014 14:02 |Actualizado: 20.10.2014 14:02

La flota de Marte, en buen estado tras el paso de Siding Spring

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El cometa C/ 2013 A1, más conocido como Siding Spring, se ha acercado, este domingo, a 140.000 kilómetros de Marte. Este acontecimiento se ha convertido en una oportunidad para que los científicos puedan estudiar este cuerpo que, por sus características, es una gran fuente de información del Sistema Solar.

Un total de cinco satélites --MAVEN, MRO y Mars Odyssey de la NASA, Mars Express de la Agencia Espacial Europea (ESA) y Mars Orbiter de la Agencia Espacial India (ISRO)-- se encuentran actualmente en la órbita marciana. Sin embargo, una de las fotografías más precisas de este momento ha sido captada desde la Tierra. En ella se puede ver el momento en que el cometa, en la parte inferior izquierda, pasa muy cerca del planeta, la luz brillante en la parte superior derecha de la imagen.

Siding Spring no ha podido ser fotografiado por los aparatos en el espacio, debido a que los científicos han decidido 'esconderlos' al paso de la roca. La gran cola de polvo que transporta el cometa era un peligro para el funcionamiento de los instrumentos de los satélites.

Semanas antes, los científicos ajustaron los tiempos de la órbita de sus satélites para que no coincidieran en la misma cara del planeta que el comenta. Esta maniobra ha funcionado, ya que tanto la NASA, como la ESA e ISRO, han confirmado a través de sus cuentas de Twitter que todos sus satélites se encuentran en buen estado y han enviado señal tras el paso de Siding Spring. La NASA centraliza su información en una página web.

El cometa se acercó hasta unos 140.000 kilómetros del planeta rojo

Quienes sí han podido recoger datos e imágenes son los rover que la agencia espacial estadounidense tiene sobre la superficie del planeta rojo: Opportunity y Curiosity. La NASA ha indicado que se harán públicas las fotografías en cuanto se envíen a la Tierra.

Descubierto el 3 de enero de 2013, el cometa Siding Spring es un cometa con origen en la cercana Nube de Oort, y es su primer viaje por el Sistema Solar interior. Alcanzará el perihelio -su máxima aproximación al Sol- el 25 de octubre de 2014, situándose a unos 210 millones de kilómetros del astro.

El cometa se acercó hasta unos 140.000 kilómetros del planeta rojo. Su interés recae en que, después de haber pasado la mayor parte de su vida lejos del Sol, es mucho más primitivo que aquellos que orbitan alrededor del Sol cada 200 años o menos. De ahí, la expectación que este suceso ha causado en la comunidad científica.