Público
Público

Frontal rechazo en Ronda al plan para levantar 15 hoteles

El proyecto, aprobado por el Ayuntamiento, se alzaría en una zona no urbanizable

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Hay unanimidad, aunque a primera vista pudiera parecer lo contario. Ni los ecologistas ni el Ayuntamiento, pese a que dio el visto bueno inicial, quieren un macrocomplejo hotelero de 3.750 camas en el encinar de Ronda, a unos 11 kilómetros del casco urbano de la Ciudad del Tajo. Esta ha sido la reacción ante el proyecto presentado por la promotora Urconsa (Urbanizadora Constructora Nueva madrid SA) y cuyo plan especial fue autorizado por el alcalde de este municipio, Antonio Marín Lara (PA), el pasado 29 de octubre.

Sin embargo, para el regidor este edicto municipal únicamente “es un mero trámite administrativo”. “Si no lo firmo me pueden acusar de prevaricación”, afirma el primer edil de este Ayuntamiento, donde el Partido Andalucista gobierna en coalición con el PSOE. Además, Marín Lara recalca que en el equipo de gobierno “hay voluntad política cero” de que el proyecto salga adelante.

Y es que muchos no pueden dejar de relacionar las intenciones de esta promotora con lo sucedido en la cercana zona de Los Merinos, donde la crisis inmobiliaria tiene prácticamente paralizada la construcción de  800 chalés y dos campos de golf, un faraónico proyecto urbanístico impulsado pese a no disponer del suministro de agua garantizado.

Ahora, el macroproyecto turístico quiere levantar en la denominada Finca Carrasco. Constaría de 15 hoteles de 250 plazas cada uno –se triplicaría la oferta del sector en Ronda– y de otros servicios, como un helipuerto o un campo de tiro. Y todo ello en una zona calificada en el PGOU de 1992 como “no urbanizable de protección compatible”.

Con tales antecedentes, que en su día llevaron incluso a la UNESCO a amenazar con retirar la denominación de Reserva de la Biosfera a la zona, los ciudadanos de esta localidad que da nombre a la Serranía en la que se encuentra el municipio no se han quedado quietos ante la nueva ofensiva urbanística. Vecinos, plataformas sociales, grupos ecologistas y asociaciones de la comarca han presentado “una avalancha de alegaciones al proyecto”, según explicó a Público José Galán, miembro de la Coordinadora Ciudadana Nueva Cultura del Territorio.

Este colectivo, que agrupa a representantes de una treintena de organizaciones, denuncia que el macroproyecto hotelero no prevé el abastecimiento de agua, no hace referencia al futuro del encinar que hay en la zona, ni justifica la necesidad de incrementar en 3.750 las plazas hoteleras en la comarca.

El alcalde, quien reitera una y otra vez su rechazo a que este proyecto sea una realidad, recuerda además que ahora deberán ser las distintas administraciones competentes las que emitan sus informes correspondientes. Precisamente fue la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía la que impugnó la actuación en Los Merinos por no tener garantizado el suministro de agua. Fuentes cercanas a la Administración autonómica no descartan un dictamen similar en este caso.