Público
Público

Google convierte el móvil en un navegador GPS

El sistema Maps Navigation incluye una función de guiado por la voz para los teléfonos con sistema Android

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Para ir del punto A al punto B, Google ya tiene su Maps Navigation. El sistema convierte a los móviles equipados con su sistema operativo Android en navegadores GPS sin pagos adicionales. Su desembarco en el negocio de las rutas no parece preocupar a los grandes del sector. Sostienen que ellos ofrecen un extra que, al menos por ahora, Google no puede ofrecer: saber de qué va la navegación por GPS.

Presentado ayer, Maps Navigation da una nueva utilidad a sus mapas. Ya no hay que preparar la ruta en casa, sino sólo decirle al móvil a dónde se quiere ir. El buscador se aprovecha de tres hechos: tiene mucha cartografía en su Google Maps, los modernos teléfonos llevan un GPS dentro y, ayer mismo, presentó su tecnología de búsqueda por voz (ver apoyo). El cóctel hace del móvil un navegador GPS. La ruta puede ser visualizada como mapa o con vista de satélite y, a medida que se llega al destino, pasa a la versión Street View, con una imagen real de la zona. Al igual que en la página web de Maps, se pueden buscar gasolineras, pizzerías o ministerios que estén en los alrededores. Como dijo ayer el ingeniero de ventas de Google, Javier Arias, 'ya no necesitas otros dispositivos'.

Toda la información está alojada en los servidores de la compañía

Ni los mapas ni los datos están en el móvil. En una de las primeras aplicaciones visibles de la filosofía de la informática en la nube (o cloud computing), todo está alojado en servidores de Google. Esto obliga al teléfono a mantener una conexión constante a Internet y, al usuario, a tener un plan de datos con su operador. La ventaja, por contra, es que la actualización del sistema es permanente. En caso de entrar en una zona sin cobertura, la memoria del terminal se encarga de seguir la ruta, pero sin poder hacer cambios sobre la marcha.

El navegador de Google sólo es para los móviles que lleven su sistema. En concreto, los terminales que funcionen con la versión 1.6 de Android o superiores. En el mercado ya hay unos cuantos de LG, Samsung, Motorola, Sony Ericsson, HTC y, cómo no, el Nexus One de Google. Pero el resto de plataformas de móviles avanzados, como iPhone, Black-berry, Windows Mobile y los Nokia basados en Symbian S60 tendrán que esperar. El ingeniero de Google aseguró que es por razones técnicas. 'Hoy por hoy, los Android son los que pueden con el sistema por capacidad de hardware', dijo Arias. Mencionó en especial la capacidad de renderizado 3D o la multitarea.

El sistema obliga al teléfono a mantener siempre una conexión a Internet

Maps navigation, que ya estaba operativo en EEUU y desde hace unas semanas en ReinoUnido, se ha presentado de forma simultánea en España, Francia, Alemania e Italia. La razón de este retraso ha sido técnica: había que traducir al idioma de cada país el sistema vocal diseñado en inglés.

Bienvenida y escepticismo. Son las dos impresiones que imperan en los fabricantes líderes del sector de la navegación GPS ante el desembarco de Google en sus costas. A la mayoría no le asusta el gigante de Internet y confía en el valor añadido que aportan sus tecnologías y productos.

'Sin duda es un paso importante para los usuarios de Android, aunque no consideramos que sea una competencia directa para TomTom. No creemos que los dispositivos de telefonía móvil ofrezcan las mismas ventajas que un navegador', opina Nuno Gomes, director general de TomTom Iberia. Esta compañía puede presumir de contar con los mapas de TeleAtlas, una empresa que hace y vende mapas desde 1984 y que fue adquirida por TomTom hace un par de años.

Gomes ve una debilidad en la necesidad que tiene GoogleMaps Navigation de estar siempre conectado a Internet. Pero su crítica es más de fondo. 'Desde sus prestaciones más avanzadas hasta su interfaz de usuario, un modelo tradicional aporta muchas más ventajas de cara a la planificación de un viaje', comenta.

Pero es innegable que el anuncio de Google, que se esperaba, ha provocado la reaccióndel sector. TomTom, por ejemplo, lanzó recientemente una versión para el iPhone de Apple con contenido dinámico gracias al añadido de la búsqueda local de Google. Parrot, por su parte, anunciará en julio una nueva familia de navegadores. Mientras, Pioneer, líder en sistemas instalados en vehículos, ya tiene aparatos que registran la forma de conducir para crear un patrón de conducción más eficiente y ecológico.

'Más que una amenaza, la entrada de Google es una oportunidad de negocio', explica Josep Mª Borrás, de la división de Car Audio de Pioneer Ibérica. 'No creemos que afecte a nuestras ventas', añade. Su argumento clave aquí es la interconexión de dispositivos: los móviles dan acceso a la información de Internet, pero el navegador, convertido en unidad central, la hace útil.

Otra de las claves es el extra que da cada compañía. La española Blusens, por ejemplo, apostó por mapas a vista de pájaro. 'Hay usuarios que tienen dificultad para interpretar mapas en dos dimensiones', explica su director de Marketing, Miguel Churruca. Ese valor añadido es el que habrá que ver si lo aporta Google.